Bella Flor Calderón, Keyna Calderón.3 julio, 2018
Un vecino de Cartago se puso creativo para poner una señal de alto en un lugar donde ningún malandro se la robe
Un vecino de Cartago se puso creativo para poner una señal de alto en un lugar donde ningún malandro se la robe

Un vecino de Loyola, en San Nicolás de Cartago, se cansó de que los ladrones se estén robando el alto que está en el cruce de la línea del tren y puso la señal en lo más alto para que nadie le llegue y así avisar a los conductores.

Resulta que los bichos dejaron desprotegido el cruce que está al puro frente de la Vidriera Centroamericana (Vicesa) y como no había alto a cada rato se daban accidentes o los conductores se llevan un buen susto.

Cansado de esta situación, el ingenioso brumoso, quien no quiso hablar con La Teja ni ser identificado se la jugó como MacGyver, el solito se hizo una señal de tránsito y la encaramó en el alambrado que está sobre la línea del tren.

"El mismo muchacho que lo puso ahí se encargó de conseguir los materiales para hacerlo y que aguantara; sin embargo, el problema era el viento porque se lo apeaba a cada rato", explicó Richard Céspedes, vecino de la comunidad y quien fue testigo de la odisea.

A pesar de que los ventoleros iban ganando la batalla, el brumoso no tiró la toalla y aprovechó que un día estaban haciendo cerca unos trabajos con un backhoe y le pidió una manita al operario.

Como el más galleta se encaramó y guindó el alto y de pasó lo amarró bien para asegurarse que el viento no lo botaría más.

El MacGyver brumoso pensó en todo y para que los bichos no le hicieran tiro a esta señal de alto la hizo de plástico, así no se la robarían para llevarla a las chatarreras.

Choferes respetan la señal

Don Gonzalo Francisco Quirós, quien tiene un taller de llantas cerquita del lugar, asegura que de alguna manera la señal hace la diferencia.

"Con la colocación de este alto respetan un poco más la línea del tren, pero cuando no había era calle libre, sin nada de señales pasaban sin hacer el alto, aunque por ley tuvieran que hacerlo porque hay un paso de tren", aseguró don Gonzalo.

El esfuerzo del MacGyver brumoso no fue es en vano, ya hubo un accidente bravo que por poco cuesta una vida y los sustos se daban casi que a diario.

El 3 de junio del 2015, un chofer de un carro de doble tracción, identificado con el apellido Villalobos quedó prensado luego de chocar contra el tren en ese lugar. Lo trasladaron entubado y en condición delicada al Hospital Max Peralta. El chofer necesitó ser hospitalizado para su recuperación.

"Aquí pasan muchos niños para la escuela y los choferes no respetan ese alto, ni el que colocan los del MOPT. Hay choferes que hacen un Ceda, pero eso no es un Ceda, es un alto para la pasada del tren y proteger a los peatones que van a la ciudadela Loyola a pie", explicó Humberto Fuentes Thames, también vecino de la comunidad.

Don Humberto dice que en las tardes es cuando todos andan con el Cristo en la boca porque ese es el lugar por donde pasan muchos estudiantes que son del lado de Los Diques y que vienen la escuela de Loyola.

"Muchos deben deben pasar por aquí a las 5:30 de la tarde y a la gente le toca hacer maromas para poder pasar porque es casi imposible cruzar la calle", aseguró Fuentes.

Se la van a apear

La Dirección General de Ingeniería de Tránsito, explicó que en este caso la señal debe ser retirada.

Esta debe colocarse de acuerdo a la normativa vigente, y para zonas donde se prevea vandalismo se pueden colocar señales de material plástico que no son atractivas para ser robadas", explicó Ingeniería de Tránsito por medio de su oficina de prensa.

El alto está colocado para recordarle a los conductores que el tren pega más duro y hay que parar. Foto: Keyna Calderón
El alto está colocado para recordarle a los conductores que el tren pega más duro y hay que parar. Foto: Keyna Calderón