Shirley Sandí.9 septiembre, 2020

“La gente ahora está desesperada, está buscando trabajo, ayuda económica y comida. A nosotros nos han formado para no llegar a llorar con esas personas, pero sí llega a afectar.

“Recibimos la llamada de una señora de Guanacaste que no le renovaron el contrato de trabajo y no tenía ni para una sopa, ni siquiera sal y les había llegado la orden de desalojo de la casa.

"Otro muchacho no tenía dónde conseguir los zapatos para ir a una entrevista de trabajo, ni para los pañales de su bebé”.

Sicóloga Mariana Wo Ching, de la línea
Sicóloga Mariana Wo Ching, de la línea "Te escucho".

Así resume la sicóloga Mariana Wo Ching su experiencia de ser parte de la línea “Te escucho”, la cual abrió la Municipalidad de San José para tender una mano a las personas que necesitan un empujón a nivel emocional durante esta pandemia.

La línea se abrió en marzo, cuando se presentaron los primeros casos covid en el país. Antes, Mariana atendía unos cinco pacientes al día en el Departamento de Servicios Sociales y Económicos. Ahora, en tiempos de pandemia, atiende el doble.

“Como persona y como profesional esto ha sido muy duro, a través de una llamada hemos tenido que utilizar todas nuestras herramientas y conocimiento para salvar una vida”, Mariana Wo Ching, sicóloga línea Te escucho.

“En mi carrera como profesional y creo que no solo en la mía, sino que en la de muchos, no nos había tocado enfrentar una situación como esta. La pandemia ha afectado fuertemente la salud emocional de las personas”, comentó Mariana, quien asegura que su labor tras el teléfono es hacer sentir mejor a esa persona al otro lado de la línea y utilizar las palabras adecuadas es muy importante.

Le ha tocado atender hasta personas con depresión psicótica. Estos casos se refieren a psiquiatría o al 911.

Lo ideal es que la persona busque ayuda cuando empiece a ver ciertos síntomas, desde que pierde interés por hacer las cosas que le gustaban, cuando solo quiere pasar tirado en la cama, cuando no quiere comer o por el contrario, lo hace en exceso. O cuando tenga pensamientos irracionales, todas esas son alertas.

Eso sí, el servicio no da terapia, sino que atiende emergencias o contenciones emocionales en ciertos momentos.

Además busca dar un acompañamiento de contención emocional en una pequeña intervención de 45 minutos a través del teléfono.

Desbordado

Actualmente se han registrado un total de 500 llamadas. Los temas de conversación son muy variados, la mayoría de personas llaman buscando ser escuchadas, buscan un desahogo ante sus problemas, en especial problemas económicos a los que les ha llevado la pandemia, crisis de ansiedad e inclusive ataques de pánico que han tenido que ser controlados a través de un teléfono.

En primera instancia la línea estaba habilitada para vecinos del cantón, sin embargo, se han atendido llamadas de lugares de todo el país e, inclusive, hasta llamadas de costarricenses que viven en el exterior.

En su mayoría llaman mujeres, amas de casa y profesionales.

Para Mariana es un placer estar a disposición y ayudar de esta manera a las personas que verdaderamente lo necesitan. Ella y otra compañera esperan su llamada.

La muni también brindó ayudas económicas a las personas que llenaban un formulario, hubo para 800 familias, pero aplicaron cuatro mil.

“Es exagerado el número de gente que aplicó, no pudimos ayudarlos a todos”, comentó.

Llame. La línea Te escucho está habilitada de lunes a viernes en un horario de 8 a. m. a 3 p. m. Los teléfonos son 2547-6876 y 2547-6813