Eduardo Vega.4 enero

La Caja confirmó este lunes 4 de enero, a las 4:30 de la tarde, que solo tienen 89 camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), lo cual le mete más presión al sistema de salud.

De las camas disponibles 25 son para adultos (UCI crítica) y 61 para adultos (UCI severa). En el caso de las camas para menores de edad, hay cinco en total y de esas, dos ya se encuentran ocupadas.

El doctor Marco Boza, médico intensivista, explicó que cuando un paciente ingresa al UCI ha perdido la funcionalidad de órganos como pulmones, cerebro, hígado, riñones, circulación o presenta trastornos metabólicos.

“Algunos pueden evolucionar con riesgo de muerte inminente y requerir soporte de sus órganos más especializado que solo se dispone en estas camas críticas”.

Para empeorar la cosa, la Caja reporta que se tienen trece camas UCI para adultos no disponibles.

“La cama UCI crítica pueda estar no disponible en algún momento por ejemplo: cuando se da contaminación por microorganismos que generan infecciones intrahospitalarias peligrosas.

Cuando un paciente covid-19 es atendido en una cama UCI es porque está bien malito. Foto Carlos González.
Cuando un paciente covid-19 es atendido en una cama UCI es porque está bien malito. Foto Carlos González.

“El deterioro de equipo médico, falla en los conductos de gases medicinales, por tareas de mantenimiento preventivo o correctivo y falta de recurso humano, sea por enfermedad, fallecimiento, inopia o vacaciones”, explicaron.

En estos momentos hay 252 UCI ocupadas, 76 por adultos críticos y 174 por adultos severos y dos por menores. La Caja tiene en total 354 camas UCI, 109 en crítico, 240 en severo y cinco para menores de edad.

En el CEACO hay 63 camas UCI ocupadas; 54 en el Hospital Calderón Guardia; 29 en el San Juan de Dios; 45 en el México y 8 en el Enrique Baltodano.

Además, 7 en el Escalante Pradilla; 17 en el Max Peralta; 7 en el San Rafael de Alajuela; 9 en el Tony Facio; 8 en el Monseñor Sanabria; 4 en San Carlos y 1 en el Nacional de Niños.