Karen Fernández.28 marzo, 2019
Los jóvenes están preocupados por aprender a relacionarse mejor con sus familias y amigos. Foto: Albert Marín.
Los jóvenes están preocupados por aprender a relacionarse mejor con sus familias y amigos. Foto: Albert Marín.

Esteban logró alejarse de las drogas y combatir el bullying gracias a la fundación TeenSmart Internacional, la cual le brindó un curso para ayudarlo a fortalecer su autoestima y afrontar de mejor manera esas problemáticas.

Él es solo uno de los 55 mil jóvenes que dicha fundación internacional ayuda a través de su plataforma electrónica (www.jovensalud.net) en la que los muchachos solamente deben registrarse de forma gratuita y ahí realizan sus consultas que son atendidas por profesionales en psicología, médicos, nutricionistas y más. Dependiendo de la pregunta, les contestan a más tardar en 24 horas.

Y lo más importante es que es confidencial, por lo que no deben preocuparse de que sus padres u otras personas sepan lo que están consultando.

Los beneficiados son muchachos de entre diez y 24 años que atraviesen por alguna de la seis conductas de riesgo que son: consumo de alcohol y drogas, tabaquismo, mala alimentación, sedentarismo, prácticas sexuales riesgosas y violencia en todas sus formas.

“Trabajamos con los jóvenes para que ellos desarrollen esas facultades y puedan tomar las mejores decisiones en el futuro. Nosotros prevenimos a través de la tecnología y el porcentaje de jóvenes ticos que atendemos es de 47%”, explicó Ana Esquivel, encargada de comunicación de TeenSamart.

“Uno se sorprendería, pero el tema que ellos más consultan es el de las relaciones interpersonales y familiares. Ellos realmente necesitan saber cómo desarrollar mejor sus relaciones en esos campos y están realmente preocupados por esto”, agregó Esquivel.

Solo en el 2018, se registraron más de 6.600 jóvenes, de los cuales más de 880 se graduaron de los cursos en línea y atienden un promedio de 400 consultas por semana.

Vidas truncadas

En Costa Rica mueren 307 adolescentes por año, muchas de estas pérdidas se dan de forma violenta por homicidios, suicidios y accidentes de tránsito. La cuarta causa de muerte es el cáncer, en especial la leucemia.

“Lo que uno esperaría es que en este grupo tan joven no haya mortalidad, o que sea la más mínima posible”, comentó el ministro de salud, Daniel Salas.

A este 2019, hay cerca de 750 mil jóvenes de entre diez y 19 años, lo que representa un 15% de la población, explicó el jerarca de salud.

26 adolescentes mueren al mes en Costa Rica

“Uno espera que los jóvenes sepan seleccionar con qué me quedó y qué rechazo. Que sepan que ellos valen por sí mismos. Que se acepten y que estén rodeados de elementos que les den un carácter firme y que esa validación no depende de lo que los demás piensen de ellos”, agregó el doctor Salas.

El ministro hizo un llamado también a entender que la salud no es solo la ausencia de enfermedad, sino también el bienestar y que al estar sanos podremos alcanzar nuestras metas, divertirnos, estudiar, trabajar y hacer todo lo que queremos.

Las conductas de riesgo en los jóvenes son la violencia entre sus mismos compañeros, en la familia y la que se consume a través de las redes sociales o páginas web que muestran las malas noticias que se dan en todo el mundo.