Shirley Sandí.21 diciembre, 2018
Estas fueron las hojas filipinas que le dieron el toque final. Foto cortesía.
Estas fueron las hojas filipinas que le dieron el toque final. Foto cortesía.

María José Cubero es una tica que está a 15.418 kilómetros de Costa Rica, pero ni esa gran distancia le impide disfrutar de unos deliciosos tamales en diciembre.

En Taiwán, donde vive, se puso a conseguir los ingredientes que le hacían falta para prepararlos junto con su esposo André Quirós y su hijo Tomás.

Esta familia vive en el país asiático desde el 2016, ya que André es piloto de la aerolínea Eva Air y vuela un avión 747.

“Hacemos tamales porque somos bastante antojados, más ahora que estoy embarazada y entonces me dan bastantes antojitos de nuestra comida. Nos gusta mantener las tradiciones para que nuestro hijo aprenda también. Para nosotros una Navidad sin un tamal no es Navidad”, aseguró Majo.

María José comentó que, contrario a lo que mucha gente piensa, en Taiwán la alimentación es prácticamente la misma que en Costa Rica, por lo que no fue difícil conseguir la mayoría de ingredientes.

En Taiwán se consigue la mayoría de ingredientes para el tamal. Foto cortesía.
En Taiwán se consigue la mayoría de ingredientes para el tamal. Foto cortesía.

"Acá encontramos la mayoría de ingredientes, vegetales, verduras y frutas. Solamente, a excepción de los productos exclusivos de Costa Rica y que los traemos cada vez que vamos por allá, lo único que cuesta encontrar es la masa de maíz y los frijoles negros. En ambos casos mi esposo viaja regularmente a los Estados Unidos y los consigue ahí”, comentó.

De hecho, este año es la tercera vez que Majo hace tamales en Taiwán, pero este año quiso envolverlos en hojas de plátano, porque anteriormente solo los hacía en aluminio.

El tamal le quedó bien cargadito a María José. Foto cortesía.
El tamal le quedó bien cargadito a María José. Foto cortesía.

"Curiosamente acá hay plantas de banano pero nunca hemos visto donde vendan las hojas. Las que compramos para hacer los tamales son de las Filipinas, lugar bastante cercano a Taiwan, pero curiosamente mi esposo las compró en Anchorage, Alaska. Eso hizo que este año los tamales se sientan más en casa”, aseguró esta periodista.

Con su toque

La periodista nos detalló su receta.

La carne de cerdo la cocina a fuego lento con olores tradicionales (orégano, ajo, cebolla, apio, culantro). Trata de usar la menor cantidad de grasa posible, por eso prefiere el lomo de cerdo. Algunos condimentos los consiguen en cada viaje a Costa Rica

Guarda el caldo para cocinar la masa.

Su secreto es cocinar la masa previamente. La mezcla con un poco de puré de papa para que quede más blanquita y la cocina con el caldo del cerdo sin añadir más grasa.

Los ingredientes de sus tamales incluyen: chile dulce, guisantes, papa, zanahoria, vainicas, tomate (les gusta mucho porque se cocina y queda un sabor bastante rico), culantro, aceitunas, ciruelas.

Para el arroz utilizó uno tailandés, que es de grano entero y no redondo, lo cocina de tal manera que quede bien suelto y le da color con azafrán.

María José reconoció que en Taiwán se vive muy tranquilamente, es muy seguro, bonito, la mayoría de los servicios son muy baratos.

Con respecto a la Navidad, han notado que cada vez la celebran más. Calles, negocios, restaurantes y centros comerciales se adornan bien lindos para vivir una de las épocas más significativas para los cristianos.

María José junto a su esposo André Quirós y su hijo Tomás. Foto cortesía.
María José junto a su esposo André Quirós y su hijo Tomás. Foto cortesía.