Yenci Aguilar Arroyo.15 mayo
Tatiana se sorprendió al ver los ejemplares de la revista en medio de los periódicos reciclados. Cortesía.
Tatiana se sorprendió al ver los ejemplares de la revista en medio de los periódicos reciclados. Cortesía.

Tatiana Toledo está más que preparada para disfrutar este miércoles el partidote entre San Carlos y Saprissa, la final de la segunda fase del Clausura.

La fecha la encuentra con un tesoro de información deportiva.

La semana anterior se llevó una gran sorpresa después de comprar un bulto con 25 kilos de periódicos reciclados para utilizarlos en el cuido de su perrita Cherry.

Esta moraviana se encontró 16 ejemplares de la revista Triunfo, del Grupo Nación y que durante 10 años (1983-1993) se dedicó a informar del acontecer deportivo nacional e internacional y en uno de sus ejemplares aparecía uno de sus ídolos: el exdelantero saprissista Evaristo Coronado.

Tatiana se encontró con un especial previo al mundial de México 86. Cortesía.
Tatiana se encontró con un especial previo al mundial de México 86. Cortesía.

“Ver a Evaristo Coronado me trajo gratos recuerdos de mi niñez, es un jugador al que admiro muchísimo por su forma de ser. Soy morada de toda la vida, la afición por Saprissa me la inculcaron mi abuelita y mi papá y yo ahora le transmito el amor por el equipo a mi hija Victoria”, dijo.

Cuando compró los periódicos, a Tatiana no le pasó por la mente encontrar un material tan antiguo porque los periódicos más viejos que se había encontrado eran del año pasado.

Dice que con cada página que pasaba se acordaba de su papá, Álvaro Toledo, porque él también coleccionaba algunos ejemplares de Triunfo.

La Teja llamó a Evaristo y el exdelantero morado recordó cómo en las páginas de la revista Triunfo, que era semanal, se plasmaron algunos de los mejores momentos de su carrera.

“La gente de nuestra época debería ubicar la revista Triunfo sin problemas. Muchas veces me tomaron en cuenta para sus entrevistas y en el momento en que salía la revista se clasificó a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y otros momentos importantes para el fútbol de este país. Prácticamente cubrieron mis mejores años como futbolista”, dijo Coronado.

Gerardo Coto tiene en su casa una colección de 1.000 libros y revistas deportivas. Cortesía.
Gerardo Coto tiene en su casa una colección de 1.000 libros y revistas deportivas. Cortesía.
Antojado por las páginas

El periodista deportivo Gerardo Coto se sorprendió cuando en La Teja le contamos lo que se encontró Tatiana en su paso por la recicladora de periódicos.

“Se me hace la boca agua”, dijo.

Gerardo nos dijo que ese material es sumamente valioso para quienes conocen la historia deportiva del país o se interesan en ella.

“Estos ejemplares ya no se consiguen en ningún lado y si se les tuviera que poner un precio, creo que se podrían vender en unos ¢50 mil, poniendo un precio barato. La gente que colecciona las revistas Triunfo tiene un tesoro, que para mí es invaluable”, afirmó.

El también estadígrafo dijo que fue a los 7 años empezó la colección de libros y revistas deportivas.

En el caso de Triunfo, aún le faltan unos 100 ejemplares para completar la colección y recordó con cariño cuando su papá le compraba las revistas y a veces él se la jugaba para tener en sus manos algunas ediciones.

“Yo le recomiendo a esta muchacha (Tatiana) que trate de empastar todos los ejemplares. Además, que los ordene por fecha, que no los guarde en un lugar húmedo y ojalá pueda fotografiar la mayoría de las revistas para que las revise de vez en cuando, pues su manipulación constante las puede dañar”, señaló.

Rodrigo Calvo fue cofundador de Triunfo y en su casa guarda todos los ejemplares. Cortesía.
Rodrigo Calvo fue cofundador de Triunfo y en su casa guarda todos los ejemplares. Cortesía.
Gratos recuerdos

Rodrigo Calvo fue uno de los fundadores de la revista Triunfo, que vio la luz en 1983.

Durante 10 años Rodrigo trabajó en ella con el objetivo de darle una visión diferente al periodismo deportivo del país.

“La llegada de la revista dio un giro a las coberturas deportivas de entonces. Cuando veo los ejemplares (colecciona todas las revistas en 40 tomos empastados) me siento satisfecho porque este no fue un trabajo al azar, cada cosa que hacíamos era muy bien planificada”, afirmó.

Calvo cataloga las revistas como piezas de colección y se ha encontrado con personas que siguen buscando ejemplares para finalizar la colección.

“En Triunfo dimos cobertura a grandes eventos de la historia del país como los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84, la primera medalla olímpica de Sylvia Poll y el Mundial de Italia 90. Sin duda fue una buena época para el deporte del país”, comentó.

Sobre la revista Triunfo: Su primer ejemplar salió el 10 de mayo de 1983 y su publicación era semanal. A lo largo de 10 años publicaron 531 ejemplares. Su objetivo era informar acerca del acontecer deportivo nacional e internacional y en sus páginas incluían reportajes y entrevista y a diferencia de los periódicos de la época, las fotografías aparecían a colores. Su última edición se lanzó el 31 de julio de 1993.

Otros recuerdos que conserva intactos son la forma en la que debían jugársela para tener el material a tiempo.

“Para enviar las fotos de las coberturas internacionales teníamos que ir a los aeropuertos, averiguar el primer vuelo hacia Costa Rica y pedirles a los pasajeros que, por favor, nos trajeran los rollos de las fotos", expresó.

Eran los años en los que ni se soñaba con la fotografía digital o la Internet. Las cámaras eran de película fotográfica y había que revelarla.

Calvo, hoy periodista independiente, aseguró que el evento deportivo que más lo marcó mientras trabajó en Triunfo fue el mundial de México 86.

“Ver la mejor versión de Diego Armando Maradona fue muy especial para mí y todo el trabajo que se hizo para la cobertura de ese Mundial fue de calidad”.

Ya Tatiana lo sabe, en la recicladora encontró un tesoro informativo.