María Ester Flores.12 abril, 2018

Al igual que los adultos necesitan reflexionar sobre las causas de su fracaso conyugal, los niños necesitan una explicación clara de los motivos por los que sus padres son incapaces de vivir bajo un mismo techo.

Janet R. Johnnston, Karen Breuning, Carla Garrity y Michelle Baris, en su libro “Cuentos para enseñar a tus hijos a entender el divorcio”, indican que cuando el divorcio, es muy difícil, con conflictos arraigados, de desconfianza y amargura que se prolongan durante los años siguientes, los niños tienen una serie de preocupaciones especiales.

En primer lugar se asustan, tienen miedo porque su nivel de comprensión es poco para tanto pleito, argumentos de uno y otro progenitor, sin saber quién tiene la razón. Ellos como niños solo son testigos de una parte de las disputas conyugales. Escuchan apenas la mitad de una conversación telefónica, lo que va incrementado su ansiedad y confusión.

El divorcio debe ser bien explicado a los hijos. Foto únicamente con fines ilustrativos.
El divorcio debe ser bien explicado a los hijos. Foto únicamente con fines ilustrativos.

Por eso desde el estricto punto de vista de infantil, algunas veces lo que piensan e imaginan es aterrador. Por ejemplo, -mamá echó a papá-, -por mi culpa y portarme mal se van a separar- . o bien, -otro hombre robó a mi mamá-. Realmente la capacidad de los niños es muy limitada para interpretar los acontecimientos.

Guardar silencio y nunca explicar nada, viene a ser una de las peores agresiones de cara a los conflictos de pareja, llegando a la separación.

Lo recomendable es que tanto el papá como la mamá hablen con los niños. Preparar un ambiente tranquilo, donde la pareja deje de lado sus diferencias y reproches. Explicar a través de cuentos, metáforas, y sobre todo con un lenguaje sencillo acorde a su edad cronológica. Recordar el amor incondicional. Decir la verdad de lo que va a ocurrir posterior a la separación. Cumplir promesas y acuerdos de ayudas y visitas. Permitir a los niños llorar y soltar sus tristezas con el llanto. Analizar cuentos y entre todos dar un final lo más feliz y tranquilo posible, para que puedan asociarlo con su vida real.

Por PhD. María Ester Flores Sandoval, psicóloga, máster en terapia familiar y pareja; doctora en Educación. Teléfonos: 2283 12 93.