Nacional

Tica que colaborará en mesa de votación en Australia lloró al ser juramentada

Australia será el primer centro de votación que se abrirá en todo el mundo

Lilliam Montero, costarricense que formar parte de la mesa de votación en Australia. Foto cortesía.

Doña Lilliam Montero Zúñiga no pudo contener las lágrimas al saber que aún estando a miles de kilómetros de su amada Costa Rica ella será una pieza de gran importancia en las próximas elecciones presidenciales, situación que le llena el pecho de orgullo.

Esto se debe a que Montero fue juramentada este viernes como una de las representantes del Tribunal Supremo de Elecciones que conformará la mesa de votación del consulado de Canberra, capital de Australia, que será el primer centro de votación en abrir sus puertas para las votaciones del próximo 6 de febrero.

“Cuando la cónsul (Roxana Tinoco) abrió el librito para juramentarnos ella dijo que se sentía muy emocionada y se nos llenaron los ojos de lágrimas, pues pensábamos que estamos en una esquinita de Australia representando a todo un país, en el primer lugar donde van a iniciar las votaciones, lo que tomamos con mucha responsabilidad y orgullo”, dijo Montero.

Doña Lilliam, quien tiene seis años de vivir en la capital de Australia, conversó con La Teja sobre lo que será la fiesta patria en ese territorio, donde viven aproximadamente 400 costarricenses.

“La distancia le da un color muy diferente al ser costarricense en cualquier momento cívico, el estar lejos siempre lo he comparado con hacer una pintura y tomar distancia para apreciarla, así ha sido para uno como costarricense lejos de su país”, explicó.

Lilliam Montero, costarricense que formar parte de la mesa de votación en Australia. Foto cortesía.

Muy emocionada

Montero contó que ella trabaja como sicóloga, pero su primera profesión fue la docencia, y siente que esa carrera fue la que cultivó en ella un sentimiento muy cívico y patrio, por lo que siempre ha tratado de ayudar en la embajada. Esa disposición fue la que la llevó a ser parte de la mesa de votación.

“La invitación que hacen dice que uno fue escogido por su honestidad y la colaboración social que ha tenido alrededor de la embajada, también por tener un buen nombre ante la comunidad y un buen testimonio de ser una persona de valores”, contó.

Sin embargo, el camino para ser juramentada como representante del Tribunal Supremo de Elecciones no fue fácil, pues doña Lilliam explicó que tuvo que hacer un curso que constaba de tres exámenes, los cuales debía pasar con nota superior a 75.

Ella contó que al final el esfuerzo valió la pena, pues la emoción que sintió al ver llegar la tula con el material electoral fue incomparable.

“La tula llegó esta semana y la cónsul nos citó ayer (viernes) en la tarde, la revisamos y estaba todo en perfecto estado, traía una guía con los documentos que contenía, la cajita donde hay que votar y hasta los documentos de la apertura y cierre de la tula, a todo esto se le tomó foto”, aseguró.

Momento muy especial

Montero explicó que la mesa de votación estará conformada por seis representantes, incluida la cónsul, pero este viernes solo fueron juramentadas ella y doña Martha de Vargas, quien es la esposa del embajador Armando Vargas.

“En la embajada estábamos decidiendo donde hacer la juramentación y yo les dije que lo hiciéramos entre la foto de Juanito Mora y la bandera, que ahí iba a quedar muy bonito.

“Nos juramentan como representantes del Tribunal Supremo de Elecciones, señalando que tenemos que ser honestos y asegurar la veracidad y el cumplimiento de todos los requerimientos para que sea un proceso totalmente limpio”.

Montero dijo que a doña Martha le ocurrió lo mismo que a ella, pues se le cortó la voz y se le vinieron las lágrimas al decir: “lo juro”.

Lilliam Montero, costarricense que formar parte de la mesa de votación en Australia. Foto cortesía.

Decisión tomada

Doña Lilliam explicó que desde que inició la campaña para las futuras votaciones ella ha estado muy pendiente de cada uno de los candidatos, pues ni siquiera la diferencia horaria de 15 horas entre Costa Rica y Australia ha sido un impedimento para ella.

“En mi caso yo sí paso muy conectada a Costa Rica, por Facebook y también por medio de las aplicaciones que tienen las televisoras.

“Cuando veo noticias cuando aquí (Australia) son las once de la noche, entonces me acuesto oyendo las noticias. Yo aquí en la noche me entero de lo que está pasando en Costa Rica a las seis de la mañana”, detalló.

Además, dijo que ya sabe a quién le dará su voto, pero la decisión fue un poco complicada.

“Fíjese que sí, ya tengo la decisión tomada, pero justamente no puedo expresar por quién vamos a votar, que no ha sido como lo quisiera, pero es lo que hay”.

Montero comentó que en Australia se vive una situación muy similar a la de Costa Rica, pues muchos ticos que viven allá no están muy interesados en las votaciones.

“Lo que me parece es que hay un gran desinterés, porque la información sí está a la mano, el asunto es que el desinterés de la gente acá se nota mucho”.

Aún así, doña Lilliam está muy emocionada de formar parte de esta fiesta patria e invita a todos los costarricenses, dentro y fuera del país, a que ejerzan ese derecho sagrado que es el voto.

Adrián Galeano Calvo

Periodista