Por: Yenci Aguilar Arroyo.   12 noviembre
La bandera no puede llevar ni letras ni imágenes, tampoco puede usarse rota o sucia. José Cordero.

Viene un nuevo partido de la Sele y los aficionados buscan las banderas tricolores para apoyar al equipo tico.

Una vez en el estadio se las ponen como bufandas, se las amarran a la cintura y hasta llevan blusas o camisas cuyo estampado es la bandera nacional.

Se ve todo el tiempo y, de fijo, se verá el domingo 17, cuando la Sele juegue contra Haití. Para eso faltan cinco días, contando desde este 12 de noviembre, Día del Pabellón Nacional, del que también se hace un muy mal uso en el país.

Recordemos que el pabellón es la bandera con el escudo nacional sobre la franja roja, la más ancha y que tanto este como la bandera son símbolos nacionales.

El investigador e historiador Vladimir De la Cruz nos recuerda en esta fecha que la bandera y el pabellón son los más importante símbolos nacionales.

7 metros de ancho por 11,7 de largo es lo que mide la bandera tica más grande del mundo, que se izó el primero de setiembre pasado en Coronado.

"Expresan la esencia de la unidad del pueblo, del patriotismo y de la soberanía, lo que hace que tenga dos elementos fundamentales: poder y fuerza. Ante la bandera se juramentan las autoridades públicas, funcionarios de Gobierno y ciudadanos que deben rendir el juramento, así como el saludo que se lleva a cabo en ceremonias o actos cívicos”, explicó.

Por otro lado, el experto en protocolo Juan Carlos Bonilla agrega que los usos incorrectos reflejan una falta de respeto hacia los símbolos nacionales.

“Este tipo de cosas deberían enseñarse en las escuelas y colegios para que desde la infancia se aprenda a respetar los símbolos nacionales y darle a la bandera el valor que merece”, dijo Bonilla.

Las banderas deben izarse en su totalidad y solo en casos de duelo pueden permanecer a media asta. Jorge Castillo.
Lo que no se puede hacer

El uso de la bandera (y a veces del pabellón) es muy común. Se ve en actividades escolares y colegiales, en las celebraciones del mes patrio, en actos deportivos y hay quienes las llevan al extranjero. Viajar con una hará que el resto note que somos de Tiquicia.

Sin embargo, hay reglas que no pueden dejarse pasar en cuanto la uso de este símbolo.

Don Vladimir señala con claridad algunos ejemplos.

"A las banderas no se les puede poner nada encima, ni rayar, ni pegarle figuras, diseños, logos, insignias comerciales o de cualquier tipo. No se les puede bordar en cojines, tapetes, manteles, servilletas o pañuelos, en etiquetas de botellas o cosas de uso temporal ni en propaganda política.

“Se debe cuidar que no esté en contacto con lo que esté debajo de ella, suelo, basuras, agua, o lo que sea, tampoco se pueden usar como cortinas ni puede exhibirse plegada, debe tener una caída libre”, señaló.

El portero de la selección nacional, Keylor Navas acostumbra a ponerse la bandera en la cintura. Lo ideal es que la lleve en las manos, no la haga un puño y no use el Pabellón Nacional. AFP.

Con él coincide Bonilla, quien fue claro en otras faltas que se cometen a menudo.

“Muchas veces la arrastramos en el piso o en las casas y negocios tenemos banderas rotas, sucias, en mal estado y eso va en detrimento del símbolo que representa a la patria, que nos da identidad. A veces sucede que se guarda sucia o con daños y eso tampoco se puede hacer”, puntualizó Bonilla.

Sobre este aspecto, don Vladimir agregó un punto importante y es el que tiene ver que con la forma que existe para deshacernos de una bandera cuando está ya muy dañada y no se puede exhibir así.

“Una bandera, ya sea de tela o de papel no se puede tirar a la basura. Lo ideal es encerrarse en un cuarto vacío, colocarla sobre un recipiente y quemarla. Cuando se quema en su totalidad, las cenizas se pueden enterrar, tampoco se pueden lanzar a la basura”, añadió.

La bandera no se debe usar como traje (¡menos el pabellón!). Se pueden utilizar sus colores para hacer blusas, pantalones, prensas o para decorar accesorios, pero la bandera como tal no puede ser un elemento de la vestimenta.

Una joya tricolor. Desde la Independencia de Costa Rica, en 1821 y hasta en 1848, en el país hubo varios diseños de banderas. Con la fundación de la República, el 31 de agosto de 1848, el presidente José María Castro Madriz creó la actual bandera nacional. Para ello, su esposa, doña Pacífica Fernández, se inspiró en los colores de la bandera de Francia. La bandera nacional se compone de tres colores: el azul que representa el cielo que cubre a la patria. El blanco, que representa la paz que reina en el país y el rojo que recuerda el derramamiento de sangre por la libertad.

“Hace años hubo polémica porque una candidata de un concurso de belleza llevaba en un vestido el escudo. De ninguna forma, la bandera (el escudo forma parte del pabellón) puede ser una prenda de vestir, a veces vemos hasta ropa interior con la bandera, lo que es una falta de respeto. Tampoco se puede llevar la bandera amarrada a la cintura, ni se puede usar como bufanda”, agregó Bonilla.

En tiempo pasado llegamos a ver cómo cuando Keylor Navas estaba en el Real Madrid y ganó la Champions celebró con una bandera amarrada a la cintura. Decimos bandera, pero era en realidad algo a medio camino entre bandera y pabellón porque tenía el escudo aunque el azul no era el del tono oficial.

Con respecto a los funerales, la bandera (o el pabellón) se usan a veces para cubrir el ataúd de grandes personalidades. Cuando se hace la bandera debe ir con las franjas hacia adelante, no debe tocar el suelo.

Una recomendación importante es no izar la bandera cuando hay alerta de huracán u otra inclemencia climática.

“Muchas veces se pinta la cara de los niños con una bandera. Esto no es tan malo desde el punto de vista de que se está educando el amor a la patria, pero sí se debe tener cuidado de que a esa banderita no le caiga comida ni se manche con grasa”, afirmó De la Cruz.

Para izar la bandera tica más grande del mundo, que se ubica en Coronado se usó todo un protocolo que garantizó que la misma no tocara el suelo ni se dañara mientras se izaba. José Díaz.
Educar es la clave

Los expertos consultados afirman que la educación es clave para que niños y adultos entiendan la importancia de un símbolo nacional, en este caso la bandera.

“En las escuelas y colegios no se instruye sobre las normas que rigen el uso de este símbolo nacional y por eso es que a veces hasta se coloca como un mantel”, recordó don Vladimir.

El historiador fue enfático en señalar que no hay una norma clara sobre posiblesz sanciones por irrespetar la bandera. Cree que sería bueno que, por ejemplo, oficiales de la Fuerza Pública instruyan a personas o a empresarios acerca de la forma correcta de usarla.

Al respecto, Bonilla cree, desde una perspectiva personal que no hay un interés de las autoridades en educar a la población sobre los usos de la bandera.

Por otro lado, Jorge Cartín, asesor nacional de Estudios Sociales para primaria del MEP, expresó que el uso de la bandera en actos oficiales ha mejorado con el paso de los años gracias a que se estableció una unidad didáctica para el mes de la patria.

“En los programas se enseña sobre los símbolos nacionales y se destacan los símbolos principales: la bandera, el escudo y el himno nacional”, manifestó.

Laura De León, directora de relaciones públicas de la agencia de publicidad La Tres destacó que antes de trabajar cualquier proyecto consultan con la Cancillería, Casa Presidencial y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) sobre el uso correcto de la bandera.

“Conocemos el uso de los símbolos nacionales, sin embargo, cuando nos piden un proyecto hacemos la consulta para no saltarnos las normas correspondientes”, comentó.

Con respecto al uso de la bandera en los estadios, la oficina de prensa de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) indicó, vía correo electrónico, que más adelante se podría valorar una propuesta para promover el buen uso de la bandera en los estadios.