Eduardo Vega.24 febrero

Anda como hormiga en tapa e’dulce Tomasito. Cada rincón de Costa Rica que conoce lo deja como loco, por eso, siempre agradece a todos los que hacen posible que esté en nuestras tierras y lo anden paseando por lo mejor de estos 51.100 kilómetros cuadrados. ¡Mat’iox Costa Rica! Se le sale algunas veces porque la sangre manda, es una frase en su lengua natal, el Maya k’uiche y significa “Muchas gracias Costa Rica”.

Tomasito y su mamá, doña Lucía, a punto de conocer las emociones de un puente colgante. Cortesía.
Tomasito y su mamá, doña Lucía, a punto de conocer las emociones de un puente colgante. Cortesía.

Tomás Tevelán nos conquistó a los ticos cuando demostró que conoce tamaño poco de nuestro país sin haberlo visitado, esto porque un video que se le hizo mientras vendía chicles en su natal Panajachel, Guatemala, se hizo viral en las redes sociales. A partir de ahí se hizo un movimiento para traerlo y la idea pasó de proyecto a realidad. Tomasito y su mamá, doña Lucía Tevelán, tienen ya cuatro días en Tiquicia.

El domingo pasado estuvo en las playas de Guanacaste, ahí conoció al mar porque jamás lo había tenido de frente; de ahí pasó a La Fortuna de San Carlos, este lunes 24 de febrero para, nuevamente, experimentar por primera vez algo, fue el turno de los puentes colgantes en donde la gente de Místico y su Parque de Puentes Colgantes.

Es toda una celebridad el chapintico, todos buscan sacarse una foto con él, como los muchachos de Pizza Ranch en San Carlos. Cortesía.
Es toda una celebridad el chapintico, todos buscan sacarse una foto con él, como los muchachos de Pizza Ranch en San Carlos. Cortesía.

“Estoy viviendo muchas aventuras, muchos animales. Disfruté mucho los puentes colgantes, la altura me dio miedo pero lo disfruté mucho. Me encanta la naturaleza y me encantó el volcán Arenal, estoy demasiado emocionado y me encanta ver feliz a mi mamá… ¡Pura vida! Les dice este morado envenenado. Gracias por cumplirme este sueño”, comenta Tomasito.

La unión de fuerzas ticas ha hecho posible que este chapintico la pase a cachete en tierras ticas. Se ha dado la viajada gracias al transporte de Cerro Travel y han realizado aportes valiosos los amigos del Ristorante Anchio, Pizza Ranch y los de Arenal Mundo Aventuras.

Los amigos de Místico subieron por primera vez en su vida a Tomasito en un puente colgante. Cortesía.
Los amigos de Místico subieron por primera vez en su vida a Tomasito en un puente colgante. Cortesía.

En Villas Josipek se hospedó Tomasito y su mamá en La Fortuna, ahí los han atendido como verdaderos reyes. “No me quiero regresar a Guatemala”, comenta con una gran sonrisa doña Lucía, para dejar claro que está pasando unos días mágicos en Costa Rica.