Eduardo Vega.26 diciembre, 2017

Con motivo de las fiestas de fin de año, dan inicio las tradicionales corridas de toros en diversas partes del país. Para este tipo de actividades el Instituto Nacional de Seguros ( INS) tiene la póliza básica de accidentes, con coberturas de muerte accidental, incapacidad total o parcial permanente por accidente y gastos médicos por accidente.

Los toreros improvisados deben tener muy claro que cualquier lesión que sufran, si el organizador pagó póliza, será de hasta seis millones de colones solamente. Archivo.
Los toreros improvisados deben tener muy claro que cualquier lesión que sufran, si el organizador pagó póliza, será de hasta seis millones de colones solamente. Archivo.

Es importante recordarle a los organizadores de corridas de toros, que la actividad de los toreros improvisados no es vista como una actividad laboral, y por lo eso las lesiones que se den con motivo de las corridas en un redondel no pueden ser cubiertas por el seguro de riesgos del trabajo.

La póliza que opera es la básica de accidentes, que tiene un costo accesible y puede firmarse para cubrir a los toreros improvisados con cualquiera de las siguientes dos opciones de monto asegurado por ¢3 millones y ¢6 millones para cada cobertura con costo de ¢ 20.500 y ¢ 26.500, por persona por evento respectivamente.

Cualquier organizador de corridas que quiera informarse más sobre el proceso de suscripción de este seguro pueden llamar a los teléfonos del Centro de Contacto (800-835-3467) y de la Sede San José del INS, Teléfono 2287-6000 extensiones 3130,2125 y 2305.