Eduardo Vega.13 febrero

Veintisiete minutos antes de que Óscar Arias saliera de la Fiscalía Adjunta de Género, donde fue indagado por dos denuncias de violación y abuso sexual, que presentaron dos mujeres hace una semana, una tórtola se paró en un árbol que está a las afueras del Ministerio Público en San José, lo que sin duda alguna para la bruja Sally Castillo es una perfecta advertencia de días tristes.

Vean la tortolita solitaria, no tenía pareja ni amigas, llegó se posó en el árbol y antitos de que saliera Arias jaló. Foto Albert Marín.
Vean la tortolita solitaria, no tenía pareja ni amigas, llegó se posó en el árbol y antitos de que saliera Arias jaló. Foto Albert Marín.

A las 8:16 de la mañana, la tortolita llegó en medio de un tremendo sol y un cielo casi sin nubes, se acomodó en uno de los árboles cercanos a los Tribunales, no tenía pareja, no llegó con otras amigas, se estuvo un buen rato y antes de que Arias saliera se fue, como quien dice, cumplió su misión de advertir algo y jaló.

“Si hubiese cantado el significado habría sido muerte, pero como solo se acercó para dejarse ver, es un verdadero símbolo de malos días, de tristeza, alguien debe prepararse para enfrentar momentos muy difíciles”, nos advirtió Sally.

Arias, premio Nobel de la Paz en 1987, llegó al Ministerio Público a eso de las 7:30 de la mañana y estuvo aproximadamente una hora.

Tórtola sola tristeza segura

“Si hubiesen llegado dos tórtolas juntas habría sido símbolo de amor, de unión, pero como llegó una sola hablamos de un futuro muy sufrido, al menos esa es la creencia popular desde nuestros abuelos”, aseguró la bruja.

Arias llegó a los Tribunales con la ropita de siempre, traje entero, camisa blanca, anillote de puro achote en la mano derecha y el anillo de matrimonio en la izquierda, también de oro. Foto Albert Marín.
Arias llegó a los Tribunales con la ropita de siempre, traje entero, camisa blanca, anillote de puro achote en la mano derecha y el anillo de matrimonio en la izquierda, también de oro. Foto Albert Marín.

El expresidente de Costa Rica entre 1986 - 1990 y 2006- 2010 llegó para responder un citatorio ante las denuncias que presentaron la doctora y activista Alexandra Arce von Herold, quien lo denuncia por violación y Yazmín Morales, quien fue Miss Costa Rica en 1994, que lo acusa de abuso sexual.

Yazmín también se presentó al Ministerio Público y estuvo a pocos metros de toparse con Arias de frente.

Consultamos al costumbrista costarricense, Dionisio Cabal, sobre esta leyenda de la tórtola solitaria y nos confirmó todo lo que la bruja Sally dijo.

“Los pájaros en nuestra historia tica representan creencias mágicas, esa tórtola solitaria habla de desgracia, de tristezas, esa presencia confirma que habrá días lúgubres, muy oscuros para alguien”, agregó Cabal.

Sin hablar

Arias al salir no dio detalles de su declaración por recomendación, dijo, de su abogado Érick Ramos.

“Ustedes saben que durante los últimos 50 años siempre he contestado preguntas sobre cualquier tema y he tenido siempre una relación muy cordial con los periodistas, pero en esta oportunidad, mi abogado defensor me ha pedido que lo más conveniente es, en vista de que están estos dos casos en la Fiscalía, que no me refiera a ellos. Así es que les pido que tengan esa comprensión”, expresó.

Con mucho respeto el expresidente le dijo a la prensa que no podía decirle nada porque su abogado no lo deja, inmediatamente después jaló en un chuzo negro marca Lexus. Foto Albert Marín.
Con mucho respeto el expresidente le dijo a la prensa que no podía decirle nada porque su abogado no lo deja, inmediatamente después jaló en un chuzo negro marca Lexus. Foto Albert Marín.

Hablamos con la experta en protocolo y etiqueta, Cristy Marín, sobre el mensaje que pudo haber querido enviar Arias con la forma en que se vistió.

“Vistió exactamente igual que siempre, es como diciendo soy el mismo que ustedes conocen. Su ropa nos dice más o menos lo que estamos acostumbrado a verlo. No comunicó mucho con su ropa, ni con su estilo ni forma de hablar”.

“Mi abogado defensor me ha pedido que lo más conveniente es, en vista de que están estos dos casos en la Fiscalía, que no me refiera a ellos”, Óscar Arias.

La Fiscalía Adjunta de Género no solicitó medidas cautelares en contra de Arias. La investigación del caso seguirá su camino. Solo dos denuncias penales pesan sobre Arias, pero seis mujeres más han contado que fueron, supuestamente, víctimas de algún tipo de abuso o acoso sexual por parte del expresidente.