Bella Flor Calderón.1 junio, 2018
Las trabajadoras del sexo ticas buscan que se reconozcan sus derechos y se les de las garantías de la ley. Foto: Rafael Pacheco
Las trabajadoras del sexo ticas buscan que se reconozcan sus derechos y se les de las garantías de la ley. Foto: Rafael Pacheco

Este sábado miles de mujeres alrededor el mundo celebrarán el Día Internacional de la Trabajadora Sexual, una actividad que genera todo tipo de comentarios y prejuicios.

La Asociación para el Mejoramiento de la Calidad de Vida de las Trabajadoras Sexuales (La SALA) se preocupa por eliminar todo ese tipo de comentarios y celebrará esta fecha en Tiquicia el próximo lunes 4 de junio.

"Como este año cayó sábado decidimos hacer las actividades el próximo lunes. Primero iremos a entregar volantes a la Plaza de la Cultura desde las diez de la mañana para informar a las personas sobre el trabajo de la asociación", explicó Nubia Ordoñez.

La SALA buscará llegar con un mensaje a las mujeres que ejercen el trabajo sexual con el fin de que se unan al grupo y formen parte de su lucha por garantizar condiciones dignas de trabajo.

Ordóñez aseguró que se mantienen en la lucha para que el Gobierno reconozca su trabajo y les ayude a no ser discriminadas. Además pretenden que les den todas las garantías que tienen los otros trabajadores, como seguros, subsidios por incapacidad y pensión.

Las mujeres buscan que cuando sean atendidas en las clínicas se les respete y no se les maltrate, que se les permitan trabajar en lugares seguros y con las condiciones adecuadas. Además pretenden no sufrir más por el acoso de la Policía.

La coordinadora de la organización denunció que como su trabajo no se reconoce como "legal" son víctimas de muchas injusticias, y que necesitan el apoyo del Gobierno para que se les respete. Además de que se avance con el proyecto de ley que impulsaron para integrarse como personas productivas en la sociedad.

Las actividades las cerrarán con un almuerzo en el que participarán todas las asociadas.

¿Por qué se celebra?

El Día Internacional de la Trabajadora Sexual es un día utilizado por quienes ejercen la prostitución para llamar la atención con respecto a la discriminación que viven y sobre sus condiciones de trabajo.

El día 2 de junio de 1975, más de 150 prostitutas tomaron la iglesia de Saint-Nizier de Lyon, Francia, con el fin de llamar la atención sobre su mala situación y sobre las represalias constantes que sufrían por parte de la Policía: abusos, violencia, multas y encarcelamientos.

La policía francesa ejercía una presión constante entre estas mujeres para hacer cumplir la ley, por lo que se veían obligadas a trabajar en secreto, por lo que ante la falta de protección dos de ellas fueron asesinadas.

Estas muertes las impulsaron a declararse en huelga con muy buenos resultados, ya que la organización tomó fuerza y siguen luchando por sus derechos.