Franklin Arroyo.24 enero, 2018

El Tribuna Supremo de Elecciones (TSE) les jaló las orejas a los curitas y pastores por andar promoviendo candidatos para presidente o por ponerse en contra de otros, aunque no digan sus nombres.

Fabricio Alvarado (centro a la derecha) y Mario Redondo (derecha) son dos de los candidatos cristianos. Foto Ronald Perez Brenes
Fabricio Alvarado (centro a la derecha) y Mario Redondo (derecha) son dos de los candidatos cristianos. Foto Ronald Perez Brenes

El TSE confirmó miércoles la información mediante un comunicado que se les envió a las partes involucradas.

La llamada de atención se dio a raíz de un recurso de amparo presentando el pasado 22 de enero.

Algunos candidatos, especialmente los de corte religioso, (Fabricio Alvarado, Mario Rendondo y Stephani Campos) se han aprovechado de figuras dentro de esas organizaciones para hacer política.

Los magistrados del TSE les ordenaron a la Conferencia Episcopal Nacional de Costa Rica y a la Federación Alianza Evangélica Costarricense no difundir manifiestos públicos que, directa o indirectamente hagan un llamado (apoyado en razones o símbolos religiosos) a votar por ciertos partidos o abstenerse de hacerlo por otros (aunque no se identifiquen, pero resulten identificables) según coincidan o no con las posiciones asumidas por las organizaciones recuridas", dice parte de la resolución.

Los magistrados también ordenaron a estas dos organizaciones de abstenerse de usar el púlpito para dar mensajes políticos.

"Se ordena a instruir a sus sacerdotes y pastores sobre la prohibición de utilizar el púlpito, sitios de oración o ceremonias litúrgicas para inducir el voto de sus feligreses", dice textualmente.