Franklin Arroyo.13 marzo

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) mandará a una persona a Cuba a dejar material para que puedan votar 43 personas.

El TSE debe mandar a La Habana, Cuba, porque el correo postal de ese país no es confiable. Foto: Archivo.
El TSE debe mandar a La Habana, Cuba, porque el correo postal de ese país no es confiable. Foto: Archivo.

Cuba es el único consulado donde el Tribunal actúa de esa forma, pues no confían en el correo postal ni en el sistema curier (envío de paquetería) del país caribeño.

De los votantes, 25 son mujeres y 17 son hombres. La funcionaria asignada para tal misión es Johanna Barrientos, quien debió hacer el mismo viaje para el 4 de febrero.

“Cuba es la última junta receptora de votos donde llega el material porque tenemos que llevarlo nosotros mismos por problemas allá. Ni el curier ni el correo postal nos dan seguridad total”, explicó Esteban Durán, de Logística del Proceso Electoral del Tribunal.

“Ella se va faltando tres días para que sean las votaciones”, añadió Durán, es decir, el se va el Jueves Santo.

El regreso se programa para el lunes siguiente de las elecciones y según Cedric Solano, periodista del Tribunal, muchos funcionarios que hacen esa labor piden el traslado electoral al país asignado para poder votar. "En el caso de esta compañera, no podría decirle sí lo hizo”, dijo Solano.