Eduardo Vega.14 septiembre

Lourdes Cruz, hija de don Alfredo Cruz Bolaños, no podía creer lo que veía en el televisor.

La antorcha de la independencia era llevada en helicóptero desde Esparza hasta Cartago porque varios bloqueos promovidos por líderes sindicales les impidieron el paso a los estudiantes que llevaban el fuego libertario desde la frontera con Nicaragua.

El ministro de Educación, Édgar Mora, en un amargo hecho histórico, tomó la decisión de trasladar la Antorcha de la Libertad de Esparza a Cartago en helicóptero ante los bloqueos a estudiantes por parte de sindicalistas en huelga. Foto Rafael Pacheco.
El ministro de Educación, Édgar Mora, en un amargo hecho histórico, tomó la decisión de trasladar la Antorcha de la Libertad de Esparza a Cartago en helicóptero ante los bloqueos a estudiantes por parte de sindicalistas en huelga. Foto Rafael Pacheco.

No lo terminaba de creer, pero cuando comprendió que todo era verdad comenzó a llorar amargamente, apagó el televisor y le dijo a su familia que no podía seguir viendo eso, era demasiado dolor.

“Gracias a Dios papi ya no está en este mundo, no habría soportado, se lo aseguro. Papi no habría podido aguantar tantísimo dolor de ver lo que le hicieron a su amada antorcha de la libertad, es que papi amó a este país como pocos”, nos contó este viernes 14 de setiembre.

A don Alfredo Cruz Bolaños bien podemos llamarlo “el papá de la antorcha”.

Fue el primer tico graduado como profesor en Educación Física en Estados Unidos, fue director general de Deportes en los años sesenta y a él se le ocurrió realizar una actividad todos los años para celebrar a la patria llevando la antorcha desde Guatemala hasta Cartago, que era la capital de Costa Rica en 1821, y ahí se recibió el Acta de Independencia ese mismo año.

El primer recorrido de la antorcha fue en 1964 y nunca se había visto interrumpido... hasta este año por responsabilidad de los huelguistas.

“Tanto trabajo, tanto que le costó a papi lograr que toda Centroamérica se uniera para iniciar la ruta de la antorcha… ¿para qué?”, se preguntaba doña Lourdes.

Recordó que don Alfredo la llenó de amor por su patria y por la antorcha, por eso lloró con todo su corazón, sintió como que le estaban agrediendo a su papá, quien falleció el 17 de abril del 2006

A don Alfredo Cruz Bolaños, un amante de los deportes y la patria, se le ocurrió la ruta de la Antorcha desde Guatemala hasta Cartago, su sueño se hizo realidad en 1964. Archivo.
A don Alfredo Cruz Bolaños, un amante de los deportes y la patria, se le ocurrió la ruta de la Antorcha desde Guatemala hasta Cartago, su sueño se hizo realidad en 1964. Archivo.

En 1964 el recorrido de la antorcha se inició el 9 de setiembre en Ciudad de Guatemala; seis después, el 15 de setiembre, llegó a Cartago. El acto se realizó para recordar a aquellos jinetes que a caballo trasladaron la gran noticia de la independencia por cada país de la región.

“Papá se debe estar revolcando en su tumba del dolor, es algo tan increíble, él tanto que luchó, tanto que amó la patria. Me destroza el corazón darme cuenta que esto está sucediendo en mi amada Costa Rica”, nos comentó desde Estados Unidos donde se encuentra trabajando, Mauricio Cruz, hijo de don Alfredo.

Lágrimas por la patria
“Nadie pensó en la patria, en los niños ilusionados y orgullosos de su país”. Lourdes Cruz, hija de Alfredo Cruz.

Jamás olvidará Lourdes las tradicionales anécdotas patrias con su tata y la antorcha. “Era todo un acto protocolario en la casa, él siempre nos llevaba a ver el paso de la antorcha, yo veía a todo el mundo celebrando, gritando y aplaudiendo, entonces me decía para mis adentros ‘si estas personas supieran quién está aquí’".

Lourdes Cruz, hija de Alfredo Cruz. Cortesía.
Lourdes Cruz, hija de Alfredo Cruz. Cortesía.

“Mientras pasaba la antorcha papá era de los que más aplaudia y se alegraba, además, siempre le pasaba lo mismo, se ponía a llorar de la felicidad y me decía ‘me parece tan increíble que todavía se siga manteniendo esta linda tradición patria, que siga intacta’”, recordó la hija.

Pues esa linda tradición fue tocada con las manos sucias por quienes solo piensan en defender sus privilegios.

“Lo más triste son los estudiantes, que se quedaron esperando el símbolo de la patria”. Mauricio Cruz, hijo de Alfredo Cruz.
Mauricio Cruz, hijo de don Alfredo Cruz. Cortesía.
Mauricio Cruz, hijo de don Alfredo Cruz. Cortesía.

Hay algo que no le cabe en el corazón y en la razón a Mauricio, el hijo de don Alfredo, sobre todo porque sucedió en una de las democracias más antiguas de América.

“Cuando uno recuerda tantas guerras que se han dado en Centroamérica desde 1964, la antorcha siempre pasó, actualmente Nicaragua tiene tremendos problemas y la antorcha pasó, recorrió sin problemas los 503 kilómetros en manos de 13 mil estudiantes nicaragüenses, según leí… es triste lo que sucedió (en Costa Rica) es triste por los estudiantes que estaban con sus pequeñas antorchas para llevar el fuego de la patria a sus comunidades. Es muy triste”.

Los ticos que aman a Costa Rica piensan como él.