Bryan Castillo.18 agosto
Romer Rodríguez la pulsea con esta bici. Foto: Bryan Castillo.
Romer Rodríguez la pulsea con esta bici. Foto: Bryan Castillo.

Me llamo Romer Rodríguez y tengo 25 años. Salí de Venezuela hace cuatro años y vine a Costa Rica hace tres meses, pero primero estuve en Perú y luego en Panamá, el último lugar antes de llegar.

El primer mes aquí no pude trabajar. Metí papeles por todo lado, pero no me llamaron. Soy bachiller universitario en Comercio Exterior, no pude terminar la licenciatura porque la cosa en Venezuela está fea.

Toda mi familia está en mi país y mi novia en Panamá, aquí vivo en Pavas pero gracias a Dios me va bien.

Los muchachos (sus compañeros lo llaman chamo) saben todo lo que doy porque ando en bicicleta. Yo trabajo todos los días, empiezo a las siete de la mañana y termino a las diez de la noche.

3 meses tiene Romer de vivir en Costa Rica

Mi meta es hacer diez mil colones por día para poder sobrevivir, con eso pago alquiler, agua y el plan del teléfono.

Entrego la comida en una bicicleta que no es mía, me la prestó una señora para ganarme algo de dinero, ella la arregló y me la dio, pero la quiero devolver porque estoy reuniendo dinero comprar una con motor.

Esta funciona bien, lo único que no puedo hacer es andarla cuando llueve porque no frena, pero del resto está bien. Lo más difícil es andar en bici porque es más cansado y porque no sabía manejar, aquí aprendí (risas).

Me han tumbado (caído) dos veces, son los carros que no tienen cuidado pero han sido solo raspones.

Yo estoy dándole todos los días como sesenta kilómetros, pero lo hago también para traerme a mi familia. Gracias a Dios la comida no me ha faltado porque unos días hago dieciocho mil colones y otras veintinco mil.

Me tengo que ir, chamo, debo hacer una entrega. Gracias.