Karen Fernández.6 junio
El doctor Marco Zúñiga indicó que mediante una operación normal, pueden detectar células sospechosas y tomar una muestra para verificar si son malignas antes de diagnosticar al paciente con la enfermedad. Foto: Rafael Pacheco
El doctor Marco Zúñiga indicó que mediante una operación normal, pueden detectar células sospechosas y tomar una muestra para verificar si son malignas antes de diagnosticar al paciente con la enfermedad. Foto: Rafael Pacheco

La Universidad de Costa Rica (UCR) construyó un chuzo de laboratorio donde los médicos especialistas y estudiantes que estén sacando un posgrado podrán aprender cómo hacer operaciones menos invasivas que, además de abaratar los costos de atención, permiten al paciente recuperarse más rápido.

Pero esto no será lo único que podrán hacer ahí, ya que las autoridades de la "U" ya están gestionando los permisos ante el Ministerio de Salud Pública para muy pronto entrarle al estudio e investigación del cáncer.

¿Cómo harán eso? Según nos explicó el cirujano Marco Antonio Zúñiga, si el médico, mientras está haciendo una operación de piedras en la vesícula o apendicitis (por poner dos ejemplos), detecta células sospechosas de cáncer, aprovecharía para tomar una muestra y pasarla a los patólogos para que la analicen.

Así, aunque a la persona aún no se le haya diagnosticado la enfermedad, se le puede empezar a tratar con quimioterapia directamente en esa zona, incluso antes de operarlo para extraer el tumor, con lo que además se detendría la metástasis. Eso se haría una vez se tengan los resultados de las muestras tomadas, con un diagnóstico certero y más temprano.

Al mismo tiempo, mientras están los resultados de la biopsia, investigadores moleculares las analizarían para conocer qué tipo de cáncer es, en cuál etapa se encuentra y cuál es el tratamiento que mejor se ajusta.

“Hemos visto que muchas veces el paciente se somete a quimioterapias que hacen que se les caiga el pelo, tengan vómitos, pérdida de peso y hasta problemas gastrointestinales y al final se mueren y el tumor sigue vivo”, aseguró el doctor Zúñiga.

“Nosotros no nos vamos a meter a tratar a nadie, no vamos a competir ni con la Caja que da los servicios, ni con los consultorios privados. Somos un apoyo”, Marco Zúñiga, cirujano

Yamileth Angulo, directora del DCLab-UCR, indicó que ya le mandaron una propuesta de convenio a la Caja para entregarle los modelos de diagnósticos personalizados de cáncer que se realicen y puedan ser utilizados por la institución en sus tratamientos, pero aún están a la espera de una respuesta.

“Las biopsias nos permitirán buscar los marcadores que nos digan si un paciente va a responder o no a una quimioterapia específica. Estamos haciendo unas pruebas complementarias que nos permitirían detectar si una paciente con el virus del papiloma humano va a desarrollar cáncer o si solo se trata de una infección que nueve de cada diez mujeres eliminan solas”, explicó Rodrigo Mora, investigador en cáncer de la UCR.

El cáncer de próstata podría diagnosticarse mediante un examen de sangre para detectar células cancerígenas en este líquido y no tener que recurrir al proceso de confirmación actual que es muy doloroso.