Yenci Aguilar Arroyo.8 enero
En la ducha se pueden desperdiciar hasta 60 litros de agua si se baña por más de 6 minutos. Archivo.
En la ducha se pueden desperdiciar hasta 60 litros de agua si se baña por más de 6 minutos. Archivo.

¡Qué rico es bañarse con agua caliente!

Esa sensación relajante de estar en la ducha un buen rato es una de las actividades cotidianas más sabrosas pero también de las que más agua consume.

Con eso claro, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos hace un llamado de atención para que pongamos en práctica acciones aparentemente pequeñas para luchar contra el desperdicio.

La Aresep lanzó una campaña llamada “Un minuto menos de agua”, que invita a bajar el tiempo de ciertas actividades para garantizar el agua para casi 38 mil hogares.

Álvaro Barrantes, intendente de Agua de Aresep, recordó que del gasto de unos depende el consumo de otros.

176 litros de agua es lo que gasta en promedio una persona al día.

“En esta época es cuando más se utiliza agua, pero por otro lado es cuando se requieren más medidas para el ahorro. Si en cada casa analizamos la forma en la que usamos este bien podemos determinar ciertas medidas para que el consumo baje. Además del beneficio para el ambiente, si ahorramos agua eso se verá reflejado en el recibo mensual”, detalló.

Barrantes explicó que una persona gasta en promedio 176 litros de agua por día, o sea, 5.267 litros mensuales. Si en la casa cada persona reduce en 1 minuto las actividades que consumen agua, se logrará que al menos 37.989 hogares dispongan de este recurso.

Un minuto es poco, pero los beneficios son enormes.

El agua con el que lavó las frutas y verduras se puede aprovechar en otras tareas de la casa, como limpieza de aceras. Shutterstock.com.
El agua con el que lavó las frutas y verduras se puede aprovechar en otras tareas de la casa, como limpieza de aceras. Shutterstock.com.
Agarre bolados

El intendente dio una serie de consejos que ayudan a hacer un mejor uso del agua.

“Mientras se enjabona las manos y se lava los dientes mantenga la llave cerrada. Puede usar un vaso para enjuagarse, ya que con esto ahorrará entre diez y doce litros por minuto”, explicó Barrantes.

Otra de las tareas diarias en la que se va mucha agua es la preparación de las comidas. Cuando se lavan frutas y las verduras se aconseja aprovechar el agua al máximo, quizás enjuagar platos no muy sucios o se puede guardar (si no tiene jabón) para regar plantas.

Es muy importante no dejar el tubo abierto mientras se descongelan carnes u otros productos.

“Riegue jardines y plantas durante la noche para evitar la evaporación en el día y trate de no usar agua potable. Por otro lado, el agua de la lavadora se puede aprovechar para lavar aceras o pisos. Y en esta época de verano, el agua de las piscinas se puede usar en el lavado de pisos”, expresó.

Barrantes aconseja revisar si hay goteras o fugas en los lavatorios, duchas y tuberías y arreglarlas con urgencia. Una llave que gotea puede llegar a desperdiciar hasta 30 litros diarios.

Varios usos. Según el Estado de la Nación del 2019, en el país solo el AyA le brinda agua a más de 2,3 millones de usuarios. Según el Departamento de Dirección de Desarrollo Tecnológico-Laboratorio de Flujo de Agua de esa institución, cuando lavamos los platos durante cinco minutos, gastamos aproximadamente 45 litros, mientras que cuando nos lavamos los dientes durante 3 minutos, gastamos unos 15 litros y si duramos 10 minutos en la ducha se gastan 100 litros.

Con él coincide Noelia Garita, académica de la Universidad Nacional (UNA) y quien manifestó que es importante no tardar más de 6 minutos en la ducha.

“Hay personas que se bañan más de una vez al día. En la ducha se pueden desperdiciar hasta sesenta litros de agua y hay personas que duran más de seis minutos en cada bañada. Insistimos en la necesidad de que mientras la persona se enjabona cierre la llave”, afirmó.

Garita agregó que los inodoros también gastan mucha agua. Hay algunos (de más de 20 años) a los cuales se les puede colocar dentro del tanque una botella de litro y medio ya sea con agua o con arena, para que cada vez que se jale la cadena, se ahorre hasta litro y medio de agua por descarga.

La experta destacó que aunque en todas las actividades cotidianas se utiliza el agua, se deben encender las luces de alerta y analizar si estamos gastando más de la necesaria.

"Definitivamente debemos aprender a reutilizar el agua y hacer un mejor uso en algunas actividades. En el invierno podemos reutilizar el agua de lluvia y poner en práctica pequeñas acciones que no requieren un gran sacrificio, pero el agua potable se debe usar para lo que es realmente necesaria.

“La educación es fundamental, el agua no es un recurso inagotable y aunque somos privilegiados por contar con este recurso en el país, debemos cambiar nuestra forma de usarla”, manifestó.

Cada vez que se lave las manos cierre el tubo mientras se enjabona. José Cordero.
Cada vez que se lave las manos cierre el tubo mientras se enjabona. José Cordero.