Eduardo Vega.31 agosto

Paulo Ruiz Cubillo es geólogo de la Universidad de Costa Rica (UCR) y también es fotógrafo profesional. Él tuvo la exclusiva oportunidad de realizarle una sesión fotográfica a un fragmento del meteorito Aguas Zarcas.

Las fotos se realizaron con una cámara especial. Paulo Ruiz Cubillo
Las fotos se realizaron con una cámara especial. Paulo Ruiz Cubillo

Fue en febrero de este año que realizó las fotos, cuando ya la ciencia mundial había confirmado que el meteorito que cayó en San Carlos era muy especial porque es más antiguo que el sistema solar, lo que significa que tiene más de 4.500 millones de años.

El fragmento que sirvió de “modelo” cayó en La Caporal de Aguas Zarcas y le pertenece a doña Marcia Campos Muñoz, quien el 23 de abril del 2019, a las 9:08 de la noche, estaba en su casa cuando escuchó un golpe fuerte en el techo. Este pedacito es el único que la UCR certificó que sí nos llegó del espacio, pesa kilo y medio.

El lado color hierro de Aguas Zarcas luce así con un buen acercamiento. Paulo Ruiz Cubillo
El lado color hierro de Aguas Zarcas luce así con un buen acercamiento. Paulo Ruiz Cubillo
Ansioso y preparado

“La primera vez que supe del meteorito fue al día siguiente de que cayó, cuando revisé redes sociales y se hablaba del tema. Como trabajo en la Red Sismológica Nacional, revisé (el 24 de abril del 2019) las cámaras de vigilancia y monitoreo volcánico y las que están en los volcanes Poás y Turrialba registraron el resplandor de la caída.

“Ese mismo día Gerardo (Coto, otro geólogo de la UCR), quien se fue a San Carlos, mandó las primeras fotos tomadas por geólogos de la universidad. En esas primeras fotos no se logró identificar que era un meteorito tan diferente”, explicó Paulo.

Estas, como bolitas blancas, según la ciencia, encierran información importantísima de la formación del sistema solar. Paulo Ruiz Cubillo
Estas, como bolitas blancas, según la ciencia, encierran información importantísima de la formación del sistema solar. Paulo Ruiz Cubillo

Conforme avanzó el 2019, los fragmentos fueron vendidos a “cazameteoritos” del mundo y a universidades, principalmente de Estados Unidos, y esos centros de estudio comenzaron a aclarar la gran relevancia de lo que cayó del cielo, entonces el interés creció demasiado.

“En febrero pasado, como Gerardo y yo hicimos una gira al volcán Arenal, coordinamos con doña Marcia y ella muy amablemente dijo que sí nos dejaba fotografiarlo. Entonces me preparé, llevé una cámara especial para hacer buenos acercamientos (conocidas como fotos macro). Me sentía muy ansioso por fotografiarlo.

“Se tomaron todos los cuidados, yo usé guantes para no contaminarlo con mis manos y prácticamente ni se tocó porque lo que hice fue girar el papel que tenía debajo para evitar cualquier alteración”, recordó el geólogo.

Los científicos lo midieron por todos sus lados. Paulo Ruiz Cubillo
Los científicos lo midieron por todos sus lados. Paulo Ruiz Cubillo

A pesar de los guantes, el científico sí logró sentir esa piedra espacial (que doña Marcia todavía conserva porque no le han hecho una buena oferta económica).

“Tiene varias texturas. Una de ellas se le formó cuando iba entrando a la Tierra y empezó a quemarse, en la foto se ven como gusanitos, es una parte áspera, es como cuando se toca un rallador de vegetales. Tiene otro lado color oxidado con una textura más suave, pero siempre áspera. Además, tiene una parte como un corte, en donde se ven como bolitas blancas y esa parte se siente muy parecida a una piedra normal”, analizó el científico.

Muy pocas veces se han visto este tipo de fotos del meteorito caído en San Carlos. Paulo Ruiz Cubillo
Muy pocas veces se han visto este tipo de fotos del meteorito caído en San Carlos. Paulo Ruiz Cubillo
Huele feo

La semana pasada les presentamos varias notas sobre el meteorito Aguas Zarcas, una de esas historias fue con doña Marcia, en esa nota nos explicó cómo tiene guardado su fragmento.

“Está bajo buena custodia. Lógico, no diré dónde, pero sí que está en una caja fuerte. Además, está empacado tal y como me lo recomendaron los científicos de la UCR: primero forrado con papel aluminio; segundo, metido en una bolsa plástica con cierre hermético; tercero, metido en una cajita de vidrio, y cuarto, dentro de la caja fuerte. No se permite que nadie lo toque para que no lo contaminen”, contó.

El ingreso a la Tierra tuvo sus consecuencias por el gran calentamiento. Paulo Ruiz Cubillo
El ingreso a la Tierra tuvo sus consecuencias por el gran calentamiento. Paulo Ruiz Cubillo

Es posible que todos esos cuidados sean los responsables de que al geólogo se le haya quedado, además de la textura, el olor bien guardado en su memoria.

“Las particulares texturas me sorprendieron y también el fuerte olor, como cuando algo se está descomponiendo, pero sin ser un olor muy fuerte. Doña Marcia nos dijo que recién caído olía más fuerte, como a algo en descomposición.

“Con esas fotos sentí la grandeza del Universo y de cómo la Tierra es solo un puntico en el espacio”, Paulo Ruiz, geólogo UCR.

“Científicamente son las fotos más exclusivas que he realizado, además, de ser de las más deseadas. Hablamos de fotos a un objeto que andaba en el espacio desde antes de que se formara el sistema solar; por dicha pude hacerle bastantes fotos y con calma, doña Marcia no nos presionó con el tiempo”, dijo.

El trabajo fotográfico profesional de Paulo usted lo puede ver en Instagram, lo busca así: @pruizcr.