Bryan Castillo.15 julio
El periódico La Nación le dio cobertura a la hazaña. Foto: Albert Marín.
El periódico La Nación le dio cobertura a la hazaña. Foto: Albert Marín.

El 16 de julio de 1969 ocurrió un hecho histórico para la humanidad al despegar el transbordador Apolo XI con rumbo a la Luna. La tripulación estuvo integrada por los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins.

En Costa Rica la noticia se siguió con especial interés, al igual que en el resto del mundo, y el acontecimiento originó miedo, expectativa e ilusión entre la gente, pues se estaba ante la posibilidad de que el hombre llegara a un lugar al que muchos creían que solo se podía acceder solamente en cuentos o novelas, como len la obra de Julio Verne “De la Tierra a la Luna”, publicada en Estados Unidos en 1865.

Decirle a un niño, 104 años después del libro de Verne, que el hombre por fin llegaría a la Luna era igual de fantasioso, en 1969, pero algo extraordinario estaba a punto de ocurrir.

En aquella Costa Rica de hace 50 años, el presidente de la República era José Joaquín Trejos Fernández (1966-1970) y según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) la población era de 1.710.083 habitantes.

De acuerdo con el anuario de 1969 hecho por el INEC, ese año se registraron 9.886 matrimonios y tan solo 84 divorcios. Además nacieron 57.984 niños y la población migrante la conformaban principalmente nicaragüenses (72.013), panameños (41.943) y gringos (23.052).

“Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Neil Armstrong, primer humano en tocar la superficie de la Luna.
Estos eran los precios de los carros de la época. Foto: Reproducción Nación.
Estos eran los precios de los carros de la época. Foto: Reproducción Nación.

En las calles de la época, algunas asfaltadas y otras de lastre, se combinaba el esfuerzo de los caballos empujando carretones viejos con el humo de los vehículos, por eso, pensar que un cohete podría salir del planeta y llegar a la Luna, para muchos era misión imposible.

Hablando de vehículos, según un anuncio publicado en La Nación del 19 de julio de 1969, un carro Chevy Nova de la marca Chevrolet modelo 1967 costaba ¢30.750, pero la cosa no quedaba ahí, una refri valía ¢1.750; una máquina de coser se conseguía en tan solo ¢1.610 y un televisor blanco y negro en ¢2.310 (en ese tiempo no existía en color en estos aparatos).

¢2.310 costaba un televisor de blanco y negro.

Para ese momento, tampoco existía la autopista Florencio del Castillo que comunica a San José con Cartago, ya que la construyeron fue entre 1975 y 1987, tampoco estaba la actual Casa Presidencial actual (abierta el 3 de marzo de 1980) y tan solo unos meses antes del despegue del cohete, fue inaugurado el hospital México (19 de marzo de 1969). Es más, ni el presidente actual, Carlos Alvarado había nacido (14 de marzo 1980).

En 1969 el equipo campeón fue el Deportivo Saprissa que alcanzó su estrella 9 con 41 puntos, la Liga quedó subcampeón al sumar 40 unidades y sumaba 10 títulos en ese momento.

Definitivamente eran otros tiempos, por ejemplo, la gente seguía caminando descalza, se iba a misa todos los domingos, el café se preparaba con cocina a la lena y con un chorreador, y durante la Semana Santa la gente no pensaba en nada más que cumplir los mandatos de Dios, nada de paseos a la playa.

Un tele era más caro que una cocina o refri.
Un tele era más caro que una cocina o refri.
Luna iba a cambiar de color

El periodista William Mora, de 70 años, recuerda muy bien aquel histórica momento. En ese año tenía 20 años y se dedicaba a labores del campo en Caragral en Palmichal de Acosta, un pequeño caserío en el que vivían cerca de 20 familias.

“En esa época la televisión era muy escasa, nosotros solo teníamos radio y la mayoría de las personas se informaba por ese medio. Recuerdo que las transmisiones era extraordinarias, tanto que a uno lo hacían ver por medio de los oídos”, contó.

El comunicador añadió que la gente mayor decía que apenas uno de los astronautas tocara la superficie lunar, algo le ocurriría.

“Mucha gente decía que apenas tocaran la Luna iba a cambiar de color. Siempre hubo un gran misterio antes del viaje, se hablaba de que los astronautas podían morir en el camino, pero por dicha no fue así.

“Cuando se vieron las primeras imágenes todos hablaban de que si se había llegado a la Luna, y que se podía llegar a otras partes del universo como Marte, que era el planeta más cercano, pero en general la gente sí estaba muy emocionada”, continuó.

Otro que también estuvo en órbita escuchando lo que se decía en las trasmisiones radiófonica fue Alfredo Ulloa, un alajuelense que en 1969 también tenía 20 años.

Neil Armstrong fue el primer ser humano en llegar a la Luna. Foto (Neil Armstrong/NASA via AP).
Neil Armstrong fue el primer ser humano en llegar a la Luna. Foto (Neil Armstrong/NASA via AP).

Detalla que en aquella época, al igual que ahora, vivía en El Carmen de Alajuela y que todos en ese lugar hablaban sobre ese famoso viaje.

“Esa era la noticia del momento, yo calculo que se empezó a hablar como cuatro meses antes. Recuerdo que algunos decían que la nave iba a explotar, otros decían que era un montaje y la mayoría sí creía que era algo real”, mencionó.

“Todo era un gran misterio porque no se creía que un cohete llegara, se dijo que fue mentira pero al menos yo no tengo ninguna duda de que sí llegó a la Luna”. William Mora, periodista.

“La noticia emocionó prácticamente a todo el país y supongo que al resto del mundo también, la televisión ya estaba, pero casi siempre la información llegaba primero por la radio y después por la televisión. Luego de ese viaje se siguió hablando de eso como tres meses”, añadió.

En familia

Miguel Ángel Rodríguez, presidente de Costa Rica entre 1998 y 2002, recordó que aquella hazaña la vivió junto a su esposa Lorena Clare y sus hijos Miguel Alberto de seis años y Andrés de tres.

Rodríguez, quien en aquel momento tenía 29 años y quien era ministro de Planificación en el gobierno de José Joaquín Trejos Fernández, detalló que a la mayoría de las personas estaban muy emocionadas.

“Había mucha emoción y también temor porque era algo muy riesgoso, pero era algo que todos queríamos ver. En la casa lo vimos con mucha expectativa y a nuestros hijos les explicábamos lo que estaba pasando y les decíamos que era un importante paso de la humanidad hacia algo nuevo”, comentó el exmandatario.

“Eso era una lucha entre Estados Unidos y la Unión Soviética, los que ganamos fuimos nosotros porque vivimos ese espectáculo”. Miguel Ángel Rodríguez, presidente de Costa Rica 1998-2002.

Rodríguez también recordó la enorme tensión que hubo entre Estados Unidos y la Unión Soviética por ganar la carrera espacial, que consistía en cual de las dos naciones llegaba primero a la Luna.

“Recordar todo esto me trajo bonitos recuerdos, porque eran otros tiempos y las cosas era muy diferentes, no como ahora que en todo está metida la tecnología”, mencionó.

Neil Armstrong fue el primer ser humano en pisar la Luna, después de él, lo hicieron 11 personas más entre 1969 y 1972.

El expresidente Rodríguez recordó emocionado cómo fue la llegada del hombre a la Luna. Foto: Archivo.
El expresidente Rodríguez recordó emocionado cómo fue la llegada del hombre a la Luna. Foto: Archivo.