Redacción .24 noviembre, 2019

Las noches despejadas de la época seca dejan ver espectáculos únicos en el cielo.

Por ejemplo, en esta parte del año podemos apreciar, a simple vista, lo cual no siempre ocurre, a los planetas Venus y Júpiter.

Rónald Arias Marchena captó a Venus y a Júpiter desde Copey de Dota.
Rónald Arias Marchena captó a Venus y a Júpiter desde Copey de Dota.

Como es natural, se perciben como dos puntos de luz. Hacen falta binoculares o telescopios para verlos con nitidez.

“Si las condiciones atmosféricas lo permiten y el cielo está despejado, siempre hay un planeta que usted puede ver con su telescopio desde cualquier punto del territorio costarricense. Ahora, esto es la regla mínima, porque en ocasiones hay dos o tres planetas”, explican desde el TEC, donde funciona el grupo Astrotec.

“Si usted tiene conocimientos básicos en astronomía, ni siquiera necesita un telescopio para poder observarlos (los planetas). A simple vista y dependiendo del momento, puede observar a Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y hasta Saturno”.

La Fundación Cientec nos indica cómo dar con Venus en el cielo: “Mire al oeste después de que el Sol se oculte. Verá un lucero brillante que resalta en el crepúsculo vespertino. Venus es tan luminoso que hasta puede proyectar sombra”.

Júpiter se ve, por así decirlo, “encima” de Venus, al que se ha llamado tradicionalmente “la estrella del Niño” porque es muy brillante en los días cercanos a la Navidad.