Eduardo Vega.Hace 4 días

El proyecto de lograr que todos los buses del transporte público del país sean eléctricos comenzó este 23 de febrero cuando se le dio el banderazo de salida al primero en la ruta San José-Desamparados-San Rafael.

Lo bonito de estos chunchones es que no tienen muflas contaminantes y son mucho menos ruidosos.

A Desampa en bus eléctrico a partir de este 23 de febrero. Cortesía.
A Desampa en bus eléctrico a partir de este 23 de febrero. Cortesía.

Este plan piloto de buses eléctricos incluyó a dos de los tres buses donados por el Ministerio de Ambiente de Alemania y se usarán por todo un año.

Inició con la ruta San José-Desamparados-San Rafael operada por la empresa ATD, luego se ampliará a la ruta San José-La Unión de TransPlusa y finalmente San José-Alajuela (por el INVU) de TUASA.

La tercera unidad donada por el gobierno alemán quedará en el ICE para realizar pruebas en otras rutas con condiciones, así como contar con una unidad de reemplazo.

Estos buses eléctricos no tienen mufla, no tiran humo y no tiene motor para que haga escándalo. Cortesía.
Estos buses eléctricos no tienen mufla, no tiran humo y no tiene motor para que haga escándalo. Cortesía.

Algunos de los beneficios que podrán disfrutar los pasajeros de estos buses eléctricos es que no escucharán el escándalo que hace el motor de un bus de combustible, además, vibran menos debido a que el autobús no cuenta con un motor de combustión. También podrán encontrar unidades con USB para cargar sus celulares y utilizar el wifi Kölbi durante los viajes.

Hay cargadores USB para que uno siempre tenga su celular con la batería puras tejas. Cortesía.
Hay cargadores USB para que uno siempre tenga su celular con la batería puras tejas. Cortesía.

“Estos son los primeros pasos para llevar la tecnología eléctrica al sistema de transporte público del país, que además de beneficiar a los ciudadanos nos permitirá realizar diversos estudios para definir las acciones que como país debemos adoptar para seguir avanzando en su implementación”, aseguró Rodolfo Méndez Mata, ministro de Obras Públicas y Transportes.