Yenci Aguilar Arroyo.23 febrero
Daniela Brenes llegó desde Curridabat para hacerse tres tatuajes. Ella es dueña de Effy, su perrita. La joven ama a los animales y colaboró con la causa. José Cordero.
Daniela Brenes llegó desde Curridabat para hacerse tres tatuajes. Ella es dueña de Effy, su perrita. La joven ama a los animales y colaboró con la causa. José Cordero.

A Daniela Brenes no le importó levantarse temprano este domingo, ni mucho menos tirarse una enorme fila bajo el sol con tal de hacerse tres tatuajes para colaborar con la Asociación Fuerza Animalia.

Brenes fue una de las más de 200 personas que llegaron al estudio Stattos, en San Pedro de Montes de Oca, para marcar su piel y ayudar a esta organización, que atiende a perros y gatos que fueron atropellados o tienen una desnutrición severa u otro tipo de enfermedades.

Una manita. Fuerza Animalia tiene su página en Facebook, por si desea hacer consultas sobre adopciones y donaciones de dinero.

“Cuando llegué a las ocho de la mañana ya había mucha gente haciendo fila. Vine para tatuarme una luna, una flor y un animalito. Tengo una perrita, llamada Effy y la verdad es que siempre que puedo trato de ayudar a las mascotas. Effy es una parte muy importante de mi vida”, dijo esta vecina de Curridabat.

Por segundo año consecutivo, Stattos se unió a la causa y su dueño, Alejandro Cole, se mostró contento por colaborar con aquellas mascotas que tanto lo necesitan.

Ellos ofrecieron a los donantes decenas de imágenes que podían escoger para tatuarse. Había opciones como huellitas de perro, unicornios, cactus, flores, dinosaurios, aunque las más buscadas por los colaboradores fueron las que tenían relación con las mascotas. Cada tatuaje costaba ¢10 mil y los asistentes podían hacerse varios.

Decenas de personas hicieron fila para colaborar. José Cordero.
Decenas de personas hicieron fila para colaborar. José Cordero.

“Estamos orgullosos de apoyar estas causas, porque la gente responde muy bien. Por segundo año colaboramos con Fuerza Animalia, porque sabemos que hacen un trabajo muy importante a favor del rescate de los animales”, manifestó Cole mientras tatuaba a Nicole Ramírez.

Ramírez llegó desde El Carmen de Goicoechea para hacerse un diseño que representara a sus mascotas.

“En años anteriores, Stattos ha colaborado con comedores infantiles y también he dicho presente. Hoy (domingo) vine a hacerme un tatuaje que tiene un perro y un gato, porque representan a mi perro Tami y a mi gato Mimi”, dijo.

(Video) Un tatuaje a beneficio de los animales

Casos extremos

Anke Haberland, secretaria y miembro fundadora de Fuerza Animalia, comentó que recurren a este tipo de eventos, pues así es como obtienen dinero para hacerle frente a todas las necesidades que tiene la organización.

“Todos los días recibimos por redes sociales llamados de ayuda para atender a perros y gatos en todo el país. El año pasado atendimos a 393 animales y el 99 por ciento de ellos fueron perros”, comentó.

Onix es un zaguate que rescataron junto a su mamá Coral. Él es uno de los animalitos que rescataron el año pasado. José Cordero.
Onix es un zaguate que rescataron junto a su mamá Coral. Él es uno de los animalitos que rescataron el año pasado. José Cordero.

Denia Arias, una de las voluntarias, explicó que en la asociación atienden casos bastante rudos.

"A nosotros nos piden ayuda cuando ven perros atropellados, muy desnutridos o que necesitan una operación o someterse a un tratamiento para rehabilitarse. Nosotros hasta les buscamos prótesis y cubrimos el costo de los medicamentos y otras necesidades.

“La ventaja que tenemos es que contamos con muchos amigos, porque además de Stattos contamos con colaboradores de la empresa Boston Scientific que vinieron a vender granizados y nos harán una donación de dinero y también Ozz Leash, que hace accesorios para mascotas, que nos dan una parte de sus ganancias”, agregó.

393 animales atendió la organización en el 2019.

Onix fue uno de los peluditos que asistió a la actividad, se trata de un zaguatito que fue rescatado el año pasado junto a su mamá, Coral. Ambos perritos estaban en Santa Cruz, Guanacaste y Coral estaba muy desnutrida y con un problema en sus riñones.

“Coral falleció hace unos días y por dicha logramos dar en adopción a Onix. Cuando lo rescatamos era un cachorro y por más que se trató de ayudar a su mamita, la enfermedad que tenía era muy grave. La mayoría de los animales que atendemos logran sobrevivir, pero hay casos en los que no se gana la batalla”, destacó Arias.

Shirley Picado, otra de las asistente, llegó a eso de las 10 de la mañana, junto a sus sobrinos Alejandra y David. Los tres iban a colaborar con la actividad, pues han visto cómo lo recaudado en estas jornadas se invierte adecuadamente.

“Tengo dos perritos, Coqhi y Clove y para mí el sol y la fila son lo de menos cuando de ayudar se trata. En la vida no es solamente recibir, también debemos dar”, destacó.

Alejandro Cole es un amante de los animales y por eso decidió ayudar a Fueza Animalia. Nicole Ramírez fue una de sus clientas. José Cordero.
Alejandro Cole es un amante de los animales y por eso decidió ayudar a Fueza Animalia. Nicole Ramírez fue una de sus clientas. José Cordero.