Yenci Aguilar Arroyo.5 junio
La Disco Sopa tuvo como objetivo concientizar a los asistentes sobre el desperdicio de alimentos. José Cordero.
La Disco Sopa tuvo como objetivo concientizar a los asistentes sobre el desperdicio de alimentos. José Cordero.

Karolyne Bolaños y su hijo Tai Mok, de 3 añitos, no quisieron perderse la Disco Sopa que se llevó a cabo este miércoles, en el Centro Nacional de Alta Tecnología (Cenat-Conare), en Pavas.

Para esta vecina de Heredia, asistir a esta actividad le hizo ver la importancia de luchar contra el desperdicio de alimentos.

“Es doloroso saber que en las casas o en algunos restaurantes se pierde tanta comida, en especial porque uno sabe que hay niños sin comer y con esos alimentos, probablemente no pasarían hambre”, expresó Bolaños.

Así como ellos, decenas de personas se hicieron presentes al edificio Dr. Franklin Chang Díaz para donar productos, colaborar en la preparación de los platillos y degustar de una ensalada de frutas, un fresco de frutas y el platito de sopa.

(Video) Disco Sopa 2019

Flor Vega llegó desde Moravia con su esposo, Víctor Álvarez. Ambos participaron por primera vez en la Disco Sopa y comentaron que acudieron como voluntarios para ayudar en la elaboración de la ensalada de frutas.

“Hemos asistido a actividades donde se pierde la comida y son productos en buen estado. Creo que el tema de evitar el desperdicio de alimentos debe iniciar en la casa”, comentó Víctor.

El pequeño Tai Mok, de 3 años fue uno de los que más disfrutó la ensalada de frutas. Cortesía.
El pequeño Tai Mok, de 3 años fue uno de los que más disfrutó la ensalada de frutas. Cortesía.
Para todos

El chef Ernesto Sánchez comentó que aprovecharon al máximo el arroz y las verduras donadas.

“Se hicieron casi 20 litros de sopa, con la cual teníamos previsto alimentar a unas 150 personas. Preparamos este platillo con tiquisque, yuca, papa, chayote, zanahoria y elotes", expresó.

Adriana López, voluntaria de la organización, Plato Lleno, comentó que el excedente de sopa se entregará a un hogar de adultos mayores.

“Nosotros trabajamos para que el mismo día en que se preparó la comida se done a alguna institución de bien social, que se ubique cerca del lugar donde se hizo la actividad”, explicó.