Yenci Aguilar Arroyo.4 septiembre
Benavides celebra que con la aprobación del proyecto, los usuarios de los servicios de salud no quedarán desatendidos. Rafael Pacheco.
Benavides celebra que con la aprobación del proyecto, los usuarios de los servicios de salud no quedarán desatendidos. Rafael Pacheco.

El diputado Carlos Ricardo Benavides, presidente de la Asamblea Legislativa, fue quien impulsó el proyecto de ley para brindar seguridad jurídica a las huelgas y definir sus procedimientos.

El liberacionista explicó este miércoles que con esta iniciativa no se elimina el derecho a la huelga, se ordena la forma en la que los trabajadores públicos pueden manifestarse, pero siempre y cuando se mantengan los servicios que brindan.

Este proyecto de ley se aprobó en primer debate el martes a las 8:55 p.m. con 40 votos a favor y 15 en contra y se espera que este jueves se apruebe en segundo debate.

Benavides añadió que conforme pasen los días la gente se dará cuenta de que no queda prohibido nada y es consciente de que existen sectores en el país que quieren confundir a los trabajadores sobre qué es una huelga y qué una protesta.

“Ha habido un gran esfuerzo de parte de ciertos grupos para hacerle tratar de ver a la gente que huelga y protesta son la misma cosa y no. Usted puede protestar todo lo que quiera, ir a marchas, mitines, hacer publicaciones en sus redes sociales, puede gritarle al mundo que está en contra de algo, pero eso no quiere decir precisamente que puede irse y dejar abandonado el trabajo por un plazo determinado”, añadió.

Conversamos con el diputado Carlos Ricardo Benavides sobre la aprobación en primer debate del proyecto de ley que regulará las huelgas.

Posted by La Teja on Wednesday, 4 September 2019

- ¿Por qué es importante la aprobación del proyecto?

En el país, el 14% de los trabajadores son del sector público y son quienes producen el 98% de las huelgas que se realizan. El trabajador debe ajustarse a ciertas reglas para ejercer el derecho a la huelga y en el caso de los servicios esenciales, desde 1943 está prohibido ir a la huelga, pero no se había establecido una regulación al respecto.

El proyecto señala que las personas podrán manifestarse de forma pacífica, pero no se permitirán bloqueos que impidan el libre tránsito. Otro punto importante es que las personas no podrán manifestarse más de una vez por el mismo hecho y creo que en este punto ha habido un abuso por parte de los trabajadores.

Tome nota. El derecho a huelga no se elimina, el proyecto indica cómo pueden proceder los trabajadores. Los funcionarios del sector salud no pueden ir a huelga, pues se cataloga como un servicio esencial, ellos pueden recurrir a la figura del arbitraje para resolver sus diferencias. El proyecto se votaría en segundo debate este jueves, siempre y cuando no se envíe una consulta de inconstitucionalidad, presentada por al menos 10 diputados.

- ¿Cómo funcionaría la figura del arbitraje en el caso de los servicios esenciales?

Los sindicatos o el grupo de trabajadores plantean el conflicto al patrono y él debe estar en la obligación de llegar a un acuerdo, de conciliar. Si no se llega a ese punto, los trabajadores pueden establecer el día que quieren la instancia del arbitraje y ahí pueden recurrir a una sede judicial, al Colegio de Abogados o a otros organismos que tienen mecanismos de arbitraje.

En los hospitales y clínicas no se podrán suspender ninguno de los servicios, ya que este rubro es catalogado como esencial. José Díaz.
En los hospitales y clínicas no se podrán suspender ninguno de los servicios, ya que este rubro es catalogado como esencial. José Díaz.

- Algunas personas dicen que la educación se debió incluir en los servicios esenciales. ¿Queda debiendo el proyecto con la educación al catalogarla como un servicio estratégico?

No lo creo, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) establece que un servicio esencial es aquel que con su interrupción puede afectar la vida, la salud o la seguridad de las personas. La educación es muy importante, pero no entra en ese criterio técnico.

Si los educadores pretenden ir a huelga, pueden hacerlo durante veintiún días consecutivos como máximo, pero deben procurar que los servicios de seguridad e higiene queden cubiertos.

Además, el servicio de comedor escolar quedó como servicio esencial porque la ausencia de comidita puede atentar contra la salud de los estudiantes.