Franklin Arroyo.9 septiembre

La Gruta del Encanto en Limón, una cueva considerada un ícono de los limonenses y que la mayoría de sus ciudadanos ha visitado, fue estropeada el fin de semana anterior, mientras se celebraba el Día del Negro.

El lugar está cerca de playa Bonita y según se dice, es una caverna que intercomunica todo Limón de forma subterránea y tiene entradas en Matama, Moín, a la par del colegio Nuevo de Limón, por el cementerio viejo y otras, pero la principal es la que fue estropeada. Según la tradición, todo el recorrido se conoce como Yokonda y data desde tiempos en que Cristóbal Colón descubrió Limón.

Es decir, es un lugar de tradición indígena y no de negros.

¿Qué pasó?

Pues resulta que, mientras el pueblo limonense celebrara el Día del Negro, el fin de semana del 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre, la propiedad fue invadida por Yelgi Verley Night, exalcaldesa de Siquirres y eso tiene consternado al pueblo limonense.

La mujer adujo razones religiosas para limpiar la propiedad y quitar los monumentos que había.

Emos Davis (rojo) y Yelgi Verley (derecha) se encontraron el lunes. Foto: Cortesía.
Emos Davis (rojo) y Yelgi Verley (derecha) se encontraron el lunes. Foto: Cortesía.

Hace muchos años esa cueva era utilizada para hacer la representación del portal navideño, con personas de carne y hueso y animales de verdad.

Emos Davis, quien es el dueño legal de la cueva (mandó por WhatsApp una foto de un fallo judicial que le otorga la propiedad en una disputa con la CCSS) se dio cuenta el lunes 2 de septiembre de que algo no estaba bien cuando pasó por el lugar y vio una retroexcavadora y destrozos en el lugar.

“Vi que estaban tapando la cueva, entonces, me bajé y el señor me dijo que lo contrataron para hacer esto. Me acosté debajo de las llantas y le dije ‘tiene que matarme para que siga adelante’. Eso fue para que llegara la policía y cuando llegó le dimos el documento que me hace acreedor del lugar”, dijo.

El operador de la maquinaria le dijo que una señora lo había contratado.

“Esa señora botó las estructuras, el servicio sanitario, todo lo que estaba listo para operar lo destruyó, y no solo eso, recortó la entrada de la cueva y ahora luce peligroso, la falseó al remover tierra y cortó árboles. La cueva es un organismo vivo, hizo un daño ambiental. Fue Yelgi, la exalcandesa de Siquirres”, comentó molesto don Emos.

Con retroescavadora, doña Yelgi limpió el lugar. Foto: Cortesía.
Con retroescavadora, doña Yelgi limpió el lugar. Foto: Cortesía.

Añadió que la señora llegó al rato en un carro, hizo unas oraciones y apenas llegó la policía se montó al carro y se fue.

Don Emos cree muy difícil que el sitio se pueda recuperar y dijo que es un lugar visitado por muchos guías turísticos que llevan extranjeros.

Así lucía la cueva antes de que fuera intervenida. Foto: Cortesía.
Así lucía la cueva antes de que fuera intervenida. Foto: Cortesía.

“Legalmente voy a hacer lo que corresponda, pero tengo que ser prudente porque mi estrategia no la puedo anunciar. Pero sí le digo que ya me cansé, es más de lo mismo, quisiera entender si ella tiene intereses diferentes. Lo peor es que ni siquiera es alguien del cantón.

“Dijo que tuvo una visión donde Dios le comunicaba que si no limpiaba el lugar habría otro terremoto en Limón”, aseguró don Emos.

En nombre de Dios

La Teja buscó a doña Yelgi y reconoció que ella fue quien limpió la cueva.

La señora oró antes de dar la entrevista telefónica y explicó que en Costa Rica hay que ir acabando con el idolatría.

“Tenemos un grupo de oración que pide por la nación, por Limón. Hemos pasado por ese lugar hace mucho tiempo y nos inquietaba que hubiera muñecos sin cabeza, estatuas quebradas, es un lugar donde no se siente nada. Más bien se siente algo feo”, dijo.

Al lugar se acercan muchos turistas. Foto cortesía.
Al lugar se acercan muchos turistas. Foto cortesía.

Añadió que Costa Rica no es un estado pagano y citó la Constitución Política que invoca a Dios.

“No creemos en imágenes de piedras sin cabeza ni nada de eso, la Nacion está fundamentada en Cristo y celebramos la Biblia que dice que el Señor es celoso y no comparte la Gloria con nadie”.

La señora aclaró que no tiene ningún interés comercial o político con esa acción y dijo que al limpiar sitios de estos, puede evitar que se vengan juicio divinos sobre el país.

“Vivimos tiempos peligrosos, tenemos que tomar conciencia. No podemos tener lugares con imágenes que no son de Dios. Hicimos un decreto e invocamos a Dios y sin embargo, levantamos altares con dioses paganos. Entonces, tenemos que pedir perdón para que vuelvan tiempos donde esta nación sea bendecida”

Se le preguntó que si sabía que esa propiedad tenía dueño y que su acción era una invasión.

“No soy jueza para determinar si es de él o no. No vi ningún documento más que un permiso de Japdeva para que explotara el lugar comercialmente, del 2006”, dijo.

El lugar lo estaban arreglando para recibir más turistas.
El lugar lo estaban arreglando para recibir más turistas.

“Lo que yo digo es que la idoloatría tiene que acabarse, estamos haciendo cosas que a Dios no le agradan. Vea la crisis de Limón, la gente no se da cuenta y hacen cosas que no están bien. Además, eso era un charral y hasta peligroso era”, dijo.

Doña Yelgi terminó la entrevista, de la misma forma que inició, con una oración por todos.