Karen Fernández.11 octubre, 2020
Laura Jiménez Quirós, de Tejar del Guarco, llevó bastante agua para toda la familia. Foto: Rafael Pacheco
Laura Jiménez Quirós, de Tejar del Guarco, llevó bastante agua para toda la familia. Foto: Rafael Pacheco

Este sábado a las 9:30 de la mañana la basílica de Los Ángeles reabrió el área de la pileta de agua bendita y la piedra del hallazgo, lo que atrajo a fieles que estaban esperando regresar a visitar a la Patrona de Costa Rica.

De Alajuela, Puriscal y el mismo Cartago llegaron en familia los fieles devotos desde muy temprano por su dotación de agua bendita.

Las familias hicieron fila en sus burbujas y manteniendo la distancia para retomar una tradición que tenía siete meses de estar suspendida debido a la pandemia.

Familias visitan a la virgen de Los Ángeles

Allí esaban los Montero Jiménez y los Torres Jiménez, quienes dijeron que para ellos fue algo muy grande e importante que volvieran a abrir porque tienen una devoción y una fe muy grandes.

Adrián Monge, su esposa Alejandra Torres, y sus hijas, Adriana y Sidney llegaron desde Tejar de El Guarco. Foto: Rafael Pacheco
Adrián Monge, su esposa Alejandra Torres, y sus hijas, Adriana y Sidney llegaron desde Tejar de El Guarco. Foto: Rafael Pacheco

De más cerquita llegaron también los de El Tejar de El Guarco, quienes dijeron que era necesaria esta apertura para los fieles católicos.

“Aquí en Cartago hace mucha falta. Venir aquí es como hablar directamente con la Virgen y pedirle por el bebé que viene en camino y por las cosas que estamos pasando”, explicó Adrián Monge.

Adriana Jiménez, su esposo, Freddy Chaves, su tía Gerardina y su suegra Aracelly Chaves, llegaron desde, Alajuela. Foto: Rafael Pacheco
Adriana Jiménez, su esposo, Freddy Chaves, su tía Gerardina y su suegra Aracelly Chaves, llegaron desde, Alajuela. Foto: Rafael Pacheco

De Alajuela llegaron Adriana Jiménez, su esposo Freddy Chaves, su tía Gerardina y su suegra Aracelly Chaves. Estaban con mucha alegría porque les hacía falta estar cerca de la Virgencita y aprovecharon para pedir por sus trabajos.

Ambas áreas --la pileta y la piedra-- estarán abiertas los fines de semana y los feriados de 9 a.m. a 3 p.m.