Karen Fernández.8 febrero

El frío y la bruma, característicos de Cartago, estuvieron presentes la mañana de este lunes en el regreso a clases de los estudiantes cartagineses.

Los niños respetaron los protocolos sanitarios en el regreso a clases,

La Teja estuvo presente en el Centro Educativo La Pitahaya, en la comunidad del mismo nombre en la Vieja Metrópoli, y comprobó el cumplimiento de los protocolos en el regreso de los menores a sus aulas.

Separados por la distancia recomendada esperaban los menores espacio en las pilas para lavarse las manos. Foto: Karen Fernández
Separados por la distancia recomendada esperaban los menores espacio en las pilas para lavarse las manos. Foto: Karen Fernández

Dos de ellos fueron Abraham Rodríguez Cárdenas y Stephanie Morales, estudiantes de quinto grado, único nivel que se incorporó a las lecciones este lunes en dicha escuela.

“Estamos a la expectativa, esperando poco a poco que vayamos retornando a la normalidad”, comentó Juan Carlos Rodríguez, papá de Abraham.

Don Juan Carlos agregó que de momento les han comunicado que deberán asistir lunes y jueves cerca de tres horas a clases presenciales y los restantes días será de manera virtual.

Juan Carlos Rodríguez y su hijo Abraham Rodríguez Cárdenas quien va para quinto grado. Foto: Karen Fernández
Juan Carlos Rodríguez y su hijo Abraham Rodríguez Cárdenas quien va para quinto grado. Foto: Karen Fernández

“Estoy muy emocionado, tenemos (los niños) que estar en la escuela porque nuestra obligación es estudiar”, compartió Abraham.

Por su parte, Evelyn Porras, madre de Stephanie nos dijo que tenía combinación de sentimientos entre susto y alegría por el regreso a clases de su hija.

“Este es un virus invisible por lo que puede que alguien lo tenga y no tenga síntomas, pero primero Dios, confiamos en que nada va a pasar”, agregó doña Evelyn.

Stephanie Morales regresó nerviosa y feliz a clases en el Centro Educativo La Pitahaya, en Cartago, acompañada por su madre Evelyn Porras. Foto: Karen Fernández
Stephanie Morales regresó nerviosa y feliz a clases en el Centro Educativo La Pitahaya, en Cartago, acompañada por su madre Evelyn Porras. Foto: Karen Fernández

La estudiante admitió sentirse nerviosa y feliz por el regreso a clases y volver a ver a sus compañeros y saber que tiene que cuidarse.

De a poquitos

El director del centro educativo, Esteban Marín, salió a recibir a los estudiantes antes de su ingreso a la institución mientras hacían fila junto a sus padres en las afueras de la escuela y con el distanciamiento físico y les recordó las pautas a seguir para el ingreso, como el uso de la mascarilla y el lavado de manos.

Un máximo de 12 estudiantes por aula fue el permitido en la escuela de La Pitahaya. Foto: Karen Fernández
Un máximo de 12 estudiantes por aula fue el permitido en la escuela de La Pitahaya. Foto: Karen Fernández

Marín explicó que debieron dividir las secciones en subgrupos de 12 estudiantes para poder cumplir con el distanciamiento de 1,8 metros entre pupitres, es por ello que este lunes solo ingresaron los estudiantes de quinto grado.

Este martes le corresponderá el turno a los de sexto grado.

En el caso de los niveles inferiores de kínder a tercer grado, continuarán con las clases virtuales.