Shirley Sandí.17 septiembre, 2018
Los mapachitos se han convertido en todo un dolor de cabeza para los ticos que viven en la ciudad.
Los mapachitos se han convertido en todo un dolor de cabeza para los ticos que viven en la ciudad.

A Natalia Romero la llamó su mamá para contarle que tenía problemas con la luz, que se iba y volvía en ciertas zonas de la casa.

Cuando el electricista llegó a la vivienda, en Desampa, a hacer una revisión quitó una lámina del cielo raso y se dio cuenta que los responsables del daño eran unos mapaches que estaban de los más cómodos en ese lugar.

La mamá mapache y dos crías asomaron la jupilla y luego jalaron espantados porque no les gusta que los molesten.

A Silvia Coto le pasó algo similar, pero a ella no le destrozaron el cableado eléctrico. El bichillo bajaba todas las noches del cielo raso a la cocina a robarse todo lo que encontrara mal puesto.

Estos dos incidentes se dieron en plena ciudad por una razón sencilla. Los mapaches se han convertido en parte del paisaje de algunos barrios, ya no son habitantes exclusivos de la montaña. Son tan comunes que incluso algunos fumigadores reportan que los están llamando de algunas casas para que sean ellos quienes se encarguen de esos animales.

Esta fue la foto que captó Natalia Romero cuando se asomaron sus nuevos inquilinos. Foto cortesía
Esta fue la foto que captó Natalia Romero cuando se asomaron sus nuevos inquilinos. Foto cortesía

Roy Rojas, socio de la empresa Fumigación Control de Plagas, nos contó que en los últimos meses han recibido llamadas de gente que les pide que les solucione los problemas que les generan los mapaches porque en Bomberos y en el Minae nadie les da respuesta.

“Efectivamente, hay personas que nos piden que vayamos a eliminar mapaches que están haciendo destrozos. Nosotros les respondemos que eso está penado por ley. Incluso llamamos al Sinac para informarnos en qué podemos ayudar a estas personas y nos pasaron información sobre unas trampas que les permiten salir de la casa y no ingresar más. Estamos en el proceso de confeccionarlas para brindar ese servicio”, comentó Rojas.

¿Qué se debe hacer?

Primero hay que comprender que los mapaches son animales silvestres urbanos (están adaptados a la vida en la ciudad) y los ampara la Ley de Conservación de Vida Silvestre N°7317 y sus reformas, así que no se pueden matar, ni siquiera habría que alimentarlos.

"El matar, herir, apresar o capturar animales silvestres está tipificado como delito en la ley, así como el transporte de los mismos sin autorización del Sinac. Quien cometa estos delitos se expone a una denuncia y su correspondiente proceso judicial”, informó el Minae.

Jorge Hernández, coordinador del Programa de Vida Silvestre para el Área de Conservación Central, indicó que desde el 2006 la presencia de estos animalitos en la ciudades ha ido subiendo.

"No está bien hablar de una plaga, el término plaga de declara luego de un estudio científico que determina que la especie se comporta como tal. Lo que sucede es que la gente es muy intolerante a la fauna urbana. El hábitat de los mapaches son las quebradas y ríos y los humanos los han invadido”, comentó Hernández, aunque reconoció que es un problema grande que sobrepasa la capacidad de la entidad para atender todas las llamadas.

Pablo Vásquez, biólogo encargado de Vida Silvestre del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), agregó que la presencia de mapaches en las casas responde a dos causas. Los humanos les brindan condiciones para vivir, como comida (en forma de bolsas de basura o basureros sin tapa, o la de las mascotas que dejan al aire libre) y un lugar para habitar (con construcciones en mal estado por donde se meten).

“No es conveniente alimentarlos, yo sé que ven adorables, especialmente las crías, pero son muy ágiles para conseguir comida, eso no es problema para ellos, se alimentan en forma natural de gusanos, raíces, flores y roedores pequeños”, indicó Hernández.

Todos a poner su granito

Así que para librarse de estos indeseables inquilinos, los expertos recomiendan lo siguiente: No sacar la basura la noche anterior, si se deja en un depósito que esté cerrado con tapa y algún dispositivo porque esta especie es muy ágil con las manos. También es aconsejable no dejar alimento para perros o gatos a la intemperie.

También recomiendan tapar todos los huecos que haya en el techo y otros lugares de la casa, pues los mapaches se meten fácilmente por ahí. Aconsejan usar malla u otro material que les impida el paso.

Existen unas trampas que se pueden dejar en los huecos del techo para que el animal salga y no pueda ingresar más. En el video que acompaña esta nota se muestra cómo funcionan y hasta se pueden fabricar de forma casera.

Si usted tiene problemas de mapaches en su casa puede llamar a la oficina del Sinac más cercana para que lo orienten. Los bomberos también cuentan con equipos especiales para atender este tipo de casos, aunque la recomendación principal es que la comunidad se organice y no les dé comida ni refugio.

Los expertos recomiendan mantener la distancia y no intentar tocarlos porque muerden y transmiten enfermedades infecciosas.