Franklin Arroyo.9 abril

Ashley Jarquín Navarro, de 13 años, ya era una princesa, pero quería convertirse en toda una reina de belleza, y en febrero, como en un cuento de hadas, se le hizo realidad su sueño.

Con razón la coronaron reina, Ashley tiene sonrisa de princesa. Foto: Royalty Costa Rica
Con razón la coronaron reina, Ashley tiene sonrisa de princesa. Foto: Royalty Costa Rica

La organización de concursos de belleza Royalty Costa Rica decidió aceptarla en Miss Niña Costa Rica y la convirtió en reina en la categoría Inclusiva.

El hermoso acto se dio el 20 de febrero de este año, cuando Ashley fue coronada y le regaló a todos esa hermosa sonrisa que se aprecia en la foto. Ella vive en San Juan de Dios de Desamparados.

La preciosa muchacha tiene una parálisis cerebral infantil, con una tetraplejia (parálisis de las cuatro extremidades) en grado cinco.

Ella no cabía de la felicidad y de hecho cuenta que la primera vez que tuvo que hablar no lo pudo hacer por la emoción. Ella se comunica mediante un tableta que tiene un software, como una especie de traductor, que dice mediante una voz lo que ella quiere expresar.

De esa forma entrevistamos a Ashley y nos contó que se siente como toda una reina y que en un futuro piensa hacer algo para ayudar a los demás. Aquí parte de la entrevista que se hizo mediante videollamada.

“Gracias por la oportunidad, gracias a la academia y gracias a Sibia Harrison (organizadora)”, nos dijo.

- ¿Qué significa para usted ser una reina de belleza?

Mucho, es sobresalir para salir adelante siendo una niña.

- ¿Cuál fue la parte más emocionante de todo el concurso?

Cuando me dijeron que había ganado.

La organización del concurso se puso una flor en el ojal. Foto: Royalty Costa Rica
La organización del concurso se puso una flor en el ojal. Foto: Royalty Costa Rica

- ¿Qué le han dicho sus amigos cuando la vieron con la banda de reina?

Que siga adelante, que mi discapacidad no me detenga.

- ¿Qué quieres ser cuando seas grande?

Trabajar y ser youtuber para tener casa propia para mí y para mi familia, y seguir en el modelaje.

- ¿Qué sintió cuando la llamaron y le dieron la banda?

Sentí que mi corazón se me iba a salir de la emoción.

- ¿En qué momento se sintió más nerviosa ?

En la primera pasarela (fueron varios días de preparación) que no me pude presentar, lloré y lloré y costó que parara de llorar.

- ¿A quién le dedica este triunfo?

Para Dios, mis padres y mi familia.

Ejemplo e inspiración

Sibia Harrison contó que Karla Navarro, madre de Ashley, llamó a la organización para preguntar si hacían concursos inclusivos, pero ella le dijo que no.

Sin embargo, la mamá le contó que el gran sueño de la adolescente era ser reina de belleza. Así convencieron a Sibia para admitirla.

Al final, dado el esfuerzo de la joven y su gran actitud, la joven se ganó su corona en la categoría Inclusiva, un premio que le dio una gran felicidad a ella y a toda su familia.

“Ella todo lo entiende, es muy inteligente, lo único que tiene de limitación es que no se puede comunicar hablando, pero sí mediante una tableta. Ademas, es superestudiosa. Me contó que el otro sueño que tiene es tener casa propia, ellos viven alquilando, entonces quiere estudiar, ser profesional y comprarle casa a la mamá”, contó la organizadora.

Minerva Hernández, parte del jurado, mencionó que es muy importante romper los estereotipos, sobre todo en concursos de belleza, y dijo que la muchacha es inspiradora.

La joven reina quiere trabajar para regalarle una casa a su familia. Foto: Royalty Costa Rica
La joven reina quiere trabajar para regalarle una casa a su familia. Foto: Royalty Costa Rica

“Ella es tan inteligente, preparada, contestaba bien y cuando vi a la mamá tan conmovida y contenta supe que el sueño de Ashley también era el sueño de la mamá.

“Ella nos enseña que no hay límites, que las cosas hay que intentarlas y es un ejemplo para muchas personas que a veces tienen miedo o pena; o porque por la edad, porque son gorditas o por alguna situación no logran los objetivos. Uno se da cuenta que se debe valorar lo que se tiene”, dijo.

La sicóloga María Ester Flores destacó la labor social tan importante que realizó la organización y asegura que tanto Ashley como la familia tienen alegría en el alma por la corona ganada.

“Pese al campo que han ganado las poblaciones con discapacidad, siempre es una lucha fuerte. Esas familias tienen mucho desgaste económico y de energía buscando los servicios de estimulación y poca veces reciben un reconocimiento social que implique la belleza.

“Esta es una organización que demuestra mucha sensibilidad y me parece que están a la vanguardia en inclusión y solidaridad. Es una nota muy positiva, me alegro mucho por ambas partes”, expresó.