Shirley Sandí.8 mayo

Tener un perrito chihuahua como mascota no le va absorber el asma y tampoco le ayudarán en eso remedios caseros como tomar abejones de maní licuados, “enjundia” de gallina (o sea, grasa) o cebo de chancho.

Estos son algunos de los mitos que la Caja Costarricense de Seguro Social se quiere traer abajo con una campaña en redes sociales y una nueva forma de atención de las enfermedades respiratorias.

Otro mito muy enraizado es creer que las “bombitas” o inhaladores que se usan para controlar el asma dañan el corazón.

Los chihuahua ni vela tienen en el entierro del asma. Foto: Pexels.com
Los chihuahua ni vela tienen en el entierro del asma. Foto: Pexels.com

“Es cierto que el broncodilatador puede provocar taquicardia o palpitaciones, pero no quiere decir que está dañándole el corazón, no se le debe tener miedo (a la bomba)”, explicó la doctora Wing Ching Chan, quien recalcó que estas bombitas son un tratamiento para crisis. No son para usar todos los días.

Errores más comunes

Y es que noventa de cada cien pacientes asmáticos no emplean los inhaladores ni los espaciadores en forma correcta. Los espaciadores son unos aparatitos en los que se colocan las bombas.

Estos son los errores más comunes cuando las personas usan las “bombitas” para el asma:

-No quitarle la tapa

-El éxito consiste en la coordinación. La bombita se introduce en la boca, se destripa, se jala (inhala) el medicamento para que llegue a los bronquios y se aguanta la respiración diez segundos.

-Si el humo se le sale de la boca lo está haciendo mal.

- Si, por ejemplo, deben hacer tres inhalaciones, se debe dar un minuto de tiempo entre una y otra, no echarse las tres de un solo tiro.

-Los espaciadores con mascarilla los usan los niños menores de siete años y los adultos mayores.

-La mascarilla de los espaciadores debe cubrir nariz y boca y se les deja puesta unos 30 segundos para que los pacientes respiren luego de apretar la bombita.

-Los niños mayores de 7 años pueden usar el espaciador sin mascarilla.

Clínicas de aire

El presidente de la CCSS, Román Macaya, informó que solo en el 2018 se presentaron 145.862 consultas externas de pacientes asmáticos. En Costa Rica es una enfermedad muy común, uno de cada tres niños padece asma.

Por esta razón la Caja sacó un lineamiento que pretende que todos los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas que tengan prescripción médica sean referidos a una clínica de Atención Integral Respiratoria Especializada (AIRE) del área de salud o del hospital que les corresponda.

Las personas a quienes se les mande o utilicen dispositivos de inhaloterapia, aerosolterapia o espaciadores deben asistir a estas clínicas, donde se atenderá hasta 30 minutos cada paciente y ahí recibirán citas educativas para que mantengan la enfermedad bajo control.

La doctora Wing Ching Chan muestra la forma correcta de usar el inhalador.
La doctora Wing Ching Chan muestra la forma correcta de usar el inhalador.

En la actualidad, la mayoría de clínicas y hospitales de la Gran Área Metropolitana ya tienen clínicas AIRE, cualquier doctor o enfermera puede mandar a ellas un paciente desde el ebáis.

La doctor José Pablo Gutiérrez, jefe del servicio del Neumología del Hospital de Niños, recomendó alejarse de los factores que incrementan las crisis asmáticas, como ácaros (presentes en la ropa de cama o cortinas sucias, en los peluches o alfombras), moho, polen, zacate y las cucarachas.

También se debe evitar el polvo o la ceniza y el contacto con mascotas como perros, conejos y gatos.

Asimismo recomendó limpiar muy bien debajo de las camas y no guardar objetos para evitar la acumulación de polvo.

“No se conoce la causa específica por la que se desarrolla asma. Se sabe que es una enfermedad mundial y hay una predisposición genética, es decir, corre en las familias; sin embargo, hay condiciones ambientales que puedan favorecer que se desarrolle.

"Si usted viene de una familia donde hay asmáticos, pero hace deporte y se aleja del humo del cigarro y atiende bien sus infecciones respiratorias, el chance de que se presente es menor”, indicó el doctor.

Las estadísticas dicen que durante los primeros seis años de vida se presenta el doble de casos que luego.

A vacunarse

Las autoridades de la Caja hicieron un llamado a la población con asma y otras enfermedades respiratorias a vacunarse contra la influenza, pues la creencia popular de que en estos casos causa crisis es errónea.
Se estima que las vacunas contra la influenza estarán disponibles en los centros médicos de la CCSS a finales de este mes o principios de junio.