Karen Fernández.29 octubre, 2018

La Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación Pública (MEP), abrió los primeros 42 expedientes disciplinarios contra los educadores que salieron del país sin justificación durante la huelga.

Docentes tendrían que pagar salarios por viajar en huelga

Ellos son parte de los 556 docentes que detectó el ministerio el pasado 15 de octubre, que pese a estar reportados en huelga, salieron del país entre el 9 de setiembre y el 8 de octubre de este año.

“Hemos decidido empezar los procesos disciplinarios por estos 42 casos porque son personas que salieron por más de una semana, por lo que sin importar su horario laboral, se ausentó al menos un día de sus funciones . Ya contamos con las certificaciones emitidas por Migración y Extranjería, datos claves para la apertura formal del proceso disciplinario”, explicó Yaxinia Díaz, directora de Recursos Humanos del MEP.

El MEP arrancó hoy con las notificaciones a los educadores y de ser necesario se les avisará mediante un edicto (notificación a trabajo o casa) a quienes no sea posible localizarlos.

“Viene un proceso que puede tardar, aproximadamente dos meses, en el que los docentes investigados ejercen su derecho a la defensa, se analizan las pruebas y se da una resolución final”, agregó Díaz.

Del total de casos reportados 246 son educadores interinos. Se les estarán imponiendo cargos por ausentismo y por el deber de probidad (honradez) como funcionarios públicos y que la ley de enriquecimiento ilícito tipifica.

Cabe aclarar que los demás casos aún no han sido descartados, se sigue gestionando la apertura del resto de investigaciones.

El ministro de Educación, Edgar Mora informó también que se ordenará un nuevo cruce de bases de datos entre la de la institución y Migración para ver si se presentaron más casos y se buscará recuperar los salarios que se les han pagado a quienes incurrieron en esta falta.

“Estas personas aparentemente abusaron de su derecho de huelga, se ausentaron del país y además cobraron. Esto no solo es odioso desde un punto de vista moral, sino que también es un delito desde el punto de vista legal”, agregó Mora.