Shirley Sandí.15 enero

Unas cintas rojas amarradas a la muñeca demuestran una fe enorme en el santo Cristo de Esquipulas.

María Virginia Monge muestra la medida con la que pidió por su hija.
María Virginia Monge muestra la medida con la que pidió por su hija.

Este miércoles, día de la gran fiesta patronal al Negrito en el santurario nacional en Alajuelita, cientos de creyentes lucían estas cintas, que en realidad, se llaman medidas.

Entre ellos encontramos a María Virginia Monge, una pregonera vecina de esta localidad, quien llegó a pedir por su hija de 32 años.

Los creyentes entran de rodillas al santuario alajueliteño.
Los creyentes entran de rodillas al santuario alajueliteño.

“Mi petición es que el santo Cristo Negro le dé el bebé que tanto ha deseado mi hija Jazmín. Ella es estéril y yo quiero que el Negrito le haga el milagro. Y si es de que me quite una trompa (de falopio) a mí, que lo haga, y que se la dé a ella, como Dios hizo con Adán y Eva”, aseguró esta vendedora de periódicos de 56 años.

Contó que su hija había quedado embarazada, pero a los dos días de hacerse el ultrasonido el bebito murió por complicaciones médicas.

A Enrique Rivero, cura párroco del santuario del Santo Cristo de Esquipulas, se le quebró la voz al recordar los milagros de los que ha sido testigo por intercesión del Negrito.

Posted by La Teja on Wednesday, January 15, 2020

“Ahora ella está haciendo ejercicios y otros preparativos para que le hagan una fecundación in vitro, pero yo no quiero eso, yo quiero que el Negrito le haga el milagro y por eso traigo mi medida”, comentó.

La gran fiesta patronal se vivió este miércoles con una misa presidida por monseñor José Rafael Quirós. La eucaristía estuvo a reventar, mientras cientos de fieles entraban de rodillas al templo agradeciendo o pidiendo algún favor.

Mucha devoción
19 de enero es el desfile de boyeros. Salida a las 10 am del redondel, contiguo a Maxi Palí.

Dentro de la misma iglesia se pueden comprar las medidas. Cuestan ¢100 solas y ¢500 con medalla o una cruz.

En una esquina del templo también venden imágenes del santo Cristo entre los ¢4.500 y ¢40.000 según el tamaño. Las venden los miembros de la Guardia de Honor de santo Cristo.

María Eugenia Pérez, una de los miembros, aseguró que cada año llega más gente procedente de todo el país a esta celebración.

Pueblo de Cristo

Enrique Rivero, cura párroco del santuario, explicó que las medidas significan pertenencia a Cristo y que estamos cubiertos por su sangre.

El sacerdote explicó que datan del siglo XVI cuando los indígenas de Esquipulas, en Guatemala, en el tiempo de la colonia lass usaban como símbolo de pertenencia a una finca específica.

Posted by Santuario Nacional Santo Cristo de Esquipulas on Tuesday, January 14, 2020

“Acá hacemos una procesión de las medidas, que es muy concurrida, en la que la gente lleva estas cintas ligadas a las cintura del santo Cristo. Miden unos 15 metros y al final de la procesión se cortan y cada quien se las lleva para ofrecerlas por alguna persona o por ellos mismos”, explicó el sacerdote.

La tradición al santo Cristo acumula 205 años, fue sembrada en el cantón de Alajuelita por los padres franciscanos y ahora la imagen peregrina en decenas de comunidades donde piden su intercesión.

Rivero aseguró que en el poco tiempo que lleva como cura párroco en este cantón del sur de San José ha sido testigo de múltiples milagros, como curas de cáncer, por lo que está seguro de que si se le pide con fe, el Señor responde.

Las imágenes del Negrito cuestan entre ¢4.500 y ¢40.000.
Las imágenes del Negrito cuestan entre ¢4.500 y ¢40.000.