Ricardo Silesky.7 mayo, 2017

El canopy en Hiltop Adventure Park, en Tamarindo, es una de las creaciones de José Manuel. Foto: Cortesía Hiltop Adventure Park
El canopy en Hiltop Adventure Park, en Tamarindo, es una de las creaciones de José Manuel. Foto: Cortesía Hiltop Adventure Park

El canopy más largo del mundo se encuentra en Puerto Rico pero tiene sello muy tico, ya que un costarricense fue el responsable de hacer el diseño de ese espectacular  recorrido de 2,2 kilómetros.

 José Manuel Pizarro, oriundo del centro de Chepe, es incluso   poseedor de un Record Guinness por ese canopy, bautizado como el Monstruo. Se encuentra en el parque temático Toro Verde, situado en la localidad Orocovis, en esa tierra caribeña, también conocida como la Isla del Encanto.

“Dos inversionistas de Puerto Rico vinieron a Guanacaste hace unos años y vieron uno de los trabajos que yo había hecho. Me buscaron e hicimos un proyecto. Llegamos a hacer un cable que medía 1,5 kilómetros, que en ese momento era el segundo más largo del mundo por lo que siempre nos quedó la inquietud de hacer el más grande”, comentó este arquitecto de profesión.

Pero como no se iban a quedar con las ganas, hace cinco años decidieron asumir el reto y  superar los 1,9 kilómetros de uno que hay en Perú.

“Había que ver si se podía, dónde hacerlo, cómo colocarlo. Cuando uno intenta romper un récord es entrar donde nadie ha entrado, llegar a la cima más alta. Hacer cosas que nunca nadie había hecho antes”, recordó Pizarro.

Fue así como este visionario les dijo a sus jefes que tenía un diseño para superar la marca pero que estaba seguro en un 70% de que saldría bien. Ellos le dijeron que eso era suficiente y le entraron al asunto.

El tico  no les falló, todos los cálculos fueron correctos, midió bien las pendientes, usó el tipo de cable ideal y pudo superar el tema del viento. Y es que poner un canopy no es solo amarrar un cable de lado a lado, mucho menos uno tan largo, ya que si no se hace como se debe quien se anime a tirarse quedaría a medio camino.

“El trabajo fue un total éxito, tuvimos un gran nivel de exactitud”, dijo el josefino quien breteó más de 4 años en esa locura.

José Manuel Pizarro diseñó el Canopy más largo del mundo.
José Manuel Pizarro diseñó el Canopy más largo del mundo.

Una vez que terminaron los bretes, la gente de los Récord Guinness verificó que se cumpliera con todos los requisitos y que realmente medía los 2,2 kilómetros. Duraron cerca de tres días en eso, pero la buena noticia es que lo declararon como el canopy más largo del mundo.

Eso hizo que cuando abrieron sus puertas, en enero del 2016, lo hicieron con el famoso récord en la bolsa.

Las personas que se mandan en ese canopy tardan entre 1,5 y 2 minutos en completar el recorrido, se alcanzan velocidades entre los 110 y 125 km/h. El cable se encuentra a 300 metros del suelo. En resumen, es un vuelo de espanto.

El
El "Monstruo" tiene un trayecto de 2,2 kilómetros. Foto: Tomada de El Tiempo de Colombia
Sobre el agua

Pero Pizarro es de esos  que no se quedan queditos, por eso   también asumió otro reto que lo llevó a construir el canopy más largo del mundo sobre agua, el cual está en Acapulco, México.

“Ese de México ha sido el proyecto más complejo que he tenido. Ellos ya tenían una constructora pero donde vieron el récord me llamaron porque querían una opinión”, comentó.

Peros sus ideas y cuestionamientos sobre lo que estaban haciendo por esas tierras hicieron que lo invitaran a México para que llevara una propuesta. Tuvo una semana para montar el diseño,  la que fue más que suficiente para convencer a los mexicanos quienes sin darle mucha vuelta al asunto le asignaron la tarea.

Este canopy tenía muchas complejidades, una de ellas fue que necesitaron cerrar el puerto de la bahía Marqués, pues no se podían jugar el chance de que a la hora de levantar el cable este se cayera y golpeara una embarcación. Además, tuvieron que cerrar el espacio aéreo durante tres horas pues el cable fue colocado con  helicópteros.

La obra abrió sus puertas el 28 de febrero, mide 1,8 kilómetros y un 50% del recorrido es sobre el mar. Se tarda cerca de 1,35 minutos en cruzar de lado a lado y se alcanzan velocidades de hasta 125 km/h.

Además, ya están en los trámites con la gente de Récord Guinness para que este sea reconocido como el canopy    más largo sobre el agua.

Pizarro sacó el bachi hasta los 28 años pero eso no fue un freno para él. Foto: Cortesía: Hiltop Adventure Park
Pizarro sacó el bachi hasta los 28 años pero eso no fue un freno para él. Foto: Cortesía: Hiltop Adventure Park
Contra todo pronóstico

José Manuel es el vivo ejemplo de que cuando se quiere se puede. Él es disléxico, por lo que se le dificultó   leer y escribir, pero cuando estaba en el cole no sabía que ese trastorno no era nada de otro mundo y  dejó botados los estudios pues estaba seguro de que perdería el examen de ortografía de bachillerato.

“Mis compañeros decían que Pizarro iba sobre ruedas porque solo ceros”, recordó el hoy esposo y papá de dos hijos.

Por la insistencia de un amigo se metió a estudiar años más tarde y sacó el bachi a los 28 años y  siete años después se graduó de arquitecto.

Al salir de la U ya contaba con la empresa “Línea Vertical”, ha construido 96 canopis en 11 países y el imponer marcar le sigue dando vueltas a la jupa, a tal punto que ya lo contrataron en un país del Medio Oriente (no puede decir cuál) para que construya el canopy más largo del mundo, o sea, le tocará superarse a sí mismo, lo que sabemos que logrará.