Nacional

(Video) Un canguro es el nuevo “salvavidas” del Hospital Nacional de Niños

Crean prenda con la que se pueden evacuar a dos bebitos en caso de emergencia

escuchar audio Escuchar este artículo

Un “canguro” podría convertirse en la salvación de niños lactantes en caso de que se presente una evacuación de emergencia en alguno de los hospitales del país.

No se trata del famoso animal que se pasea por los campos de Australia, sino de un chaleco muy particular.

La novedosa creación fue diseñada y confeccionada por la fábrica de ropa de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Vea el nuevo "canguro" que le podría salvar la vida a los bebitos en una emergencia

El objetivo de este chaleco es tener una herramienta segura y funcional que ayude a transportar a los bebitos durante situaciones críticas como incendios o terremotos. El “canguro” será parte del inventario de la Caja desde este jueves.

El canguro fue diseñado con ayuda del personal del área de neonatos del Hospital México, lugar en el que se realizó un plan piloto que dio resultados muy positivos.

Los diferentes hospitales del país ya pueden hacer sus pedidos, de hecho en el Hospital de Niños cuentan con 59 chalecos y en lista de espera hay 600 solicitudes por parte del hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas; el Max Peralta de Cartago; el San Francisco de Asís en Grecia; el Hospital de Guápiles y la clínica Francisco Bolaños de Heredia.

El único impedimento para usar el cangurro es que los chiquitos pesen más de seis kilos cada uno. Además se está capacitando al personal del Hospital de Niños para que sepan ponerse la prenda adecuadamente.

La jefa de brigadas de emergencias de Hospital de Niños, Rocío Valverde, confirmó que varios empleados están aprendiendo a ponerse el canguro en el menor tiempo posible y a cargarlo con los dos bebitos. Ellos caminan con los dos lactantes durante varios metros y con algunos obstáculos en el camino, para que vayan agarrando bolados en caso de una emergencia.

Yorleny Víquez, jefa de la fábrica de ropa de la CCSS explicó que usaron tela de mezclilla y velcro, la cual es confortable para los bebés y son muy duraderas. Cada cangurito se confecciona con un metro y diez centímetros de mezclilla, 30 centímetros de velcro, 2 broches de metal y 2 zíperes de plástico especial de 60 centímetros.

La creación de este chaleco comenzó hace 10 años y tiene un costo por unidad de 18. 327 colones, de acuerdo a lo que comentó la doctora Saray Torrentes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.