Redacción .15 julio

La cantidad de casos de niños enfermitos con infecciones respiratorias graves puso a correr, este fin de semana, a autoridades y especialistas de la Caja, al punto que se tuvo que tomar la decisión de reforzar los servicios de Emergencias, especialmente en el Área Metropolitana.

El doctor Mario Ruiz, gerente médico de la Caja, y el doctor Carlos Jiménez, director del Hospital Nacional de Niños, explicaron, ayer domingo, que la cantidad de casos respiratorios severos que están llegando al hospi de Niños, los obligó a tomar tres decisiones de gran importancia:

Cuide mucho a los peques de la casa porque el pico alto de los virus respiratorios se adelantó más de 22 días. Archivo.
Cuide mucho a los peques de la casa porque el pico alto de los virus respiratorios se adelantó más de 22 días. Archivo.

Aquellos casos leves y moderados se están trasladando a las clínicas metropolitanas que se mantienen abiertas, entre ellas el Centro de Atención Integral en Salud en Desamparados, la Carlos Durán en barrio Vasconia, la Solón Núñez en Hatillo, Ricardo Jiménez Núñez en Goicoechea, Ricardo Morenos Cañas en barrio Cuba y Coronado.

Autorizar por parte de la Gerencia Médica el refuerzo de los servicios de Emergencia. Solicitar en forma urgente a la población tomar todas las medidas de preventivas posibles que puedan cortar la trasmisión viral.

El doctor Jiménez Herrera dijo que la situación es preocupante, porque la Unidad de Cuidados Intensivos está en lo máximo de su capacidad y el servicio de Emergencia duplicó la capacidad que tiene de mantener a pacientes que requieren ventilación mecánica.

Tanto el doctor Jiménez como el doctor Mario, le piden a todo el país tomar las medidas posibles para reducir de la transmisión mediante las cuales se pueda proteger a la población infantil, especialmente a los menores de cinco años y a los adultos mayores.

Entre las recomendaciones planteadas están las siguientes:

Lavarse las manos, en caso que no haya ni agua ni jabón puede usar alcohol en gel, limpiar superficies, protegerse la nariz y boca al toser o estornudar, vacúnese contra la influenza, no acepte visitas si sabe que están enfermas, no vaya a lugares con mucha gente, protégase se los cambios bruscos de temperatura, coma bien, manténgase hidratado, no deje tratamientos médicos a medio palo, alimente a su bebé con leche materna y no fume.

Si bien las infecciones respiratorias están golpeando a muchas familias y afectan a casi 1.400.000 personas cada año, en este momento, lo que está preocupando es la severidad de los casos y la cantidad de hospitalizaciones que están generando estos virus.

Unas de los problemas que se está observando es que son demasiados casos que se adelantan a la época del pico alto y que los casos que están llegando a los hospitales son muy graves.