Karen Fernández.19 marzo

Este sábado 20 de marzo se conmemoran 165 años de la Batalla de Santa Rosa, en la que los ticos vencieron a los filibusteros comandados por William Walker, sin embargo, es poco lo que se recuerda esta gesta heroica en nuestro país.

La Batalla de Santa Rosa tuvo lugar en la casona donde hoy se encuentra el Parque Nacional del mismo nombre. Foto: Rafael Pacheco
La Batalla de Santa Rosa tuvo lugar en la casona donde hoy se encuentra el Parque Nacional del mismo nombre. Foto: Rafael Pacheco

Así lo considera el historiador Vladimir de la Cruz, quien asegura que hay que darle la importancia que se merece a esta fecha.

“Es un error histórico que aquí casi no se celebre esta gesta, ni en las escuelas ni en los colegios. Aquí es la primera vez que se expulsa a los filibusteros del territorio nacional”, dice el historiador.

Añadió que se le da más importancia a la Batalla de Rivas del 11 de abril de 1856.

De la Cruz cree que incluso los gobiernos son responsables de que se le dé tan poco mérito a la de Santa Rosa porque no impulsan su celebración a través de los programas educativos.

“La Batalla de Santa Rosa e incluso la de Sardinal el 10 de abril son igualmente importantes porque defienden el territorio nacional y deberían declararlo un día de celebración nacional como el 11 de abril y el 25 de julio”, aseveró de la Cruz.

Él, como un fanático de la historia de Juan Rafael Mora, mejor conocido como don Juanito, presidente que lideró la campaña de 1856, siempre se ha encargado de divulgar las actividades relacionadas con esta guerra.

“Como que los gobernantes de Costa Rica están apenados de haber expulsado a los filibusteros y por eso no lo conmemoran”, añade don Vladimir.

De la Cruz agrega que si no hubiésemos triunfado en ese enfrentamiento, habríamos sido dominados y esclavizados por William Walker y el ejército de Estados Unidos por largo tiempo, como pretendían someter los gringos a toda la región. Incluso, podría ser que ahora fuésemos un estado más del país norteamericano.