Rocío Sandí.19 noviembre, 2020

El parque nacional Volcán Turrialba reabrirá sus puertas el próximo 4 de diciembre luego de ocho años de cierre.

Las autoridades esperan que esto beneficie a los comerciantes de la zona, como hoteleros y dueños de restaurantes, quienes desde que se cerró el parque la han visto fea.

Esta noticia alegra muchísimo a los comerciantes de la zona. Foto: Presidencia
Esta noticia alegra muchísimo a los comerciantes de la zona. Foto: Presidencia

Rafael Gutiérrez, director ejecutivo del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), dijo que la decisión fue tomada luego de una serie de análisis que demostraron que los visitantes no correrán riesgos.

“Una vez que el volcán Turrialba disminuyó su actividad de forma considerable, se ha buscado responsablemente, junto con otras entidades, la reapertura del parque nacional para favorecer la reactivación de las economías locales y emprendimientos cercanos a la zona mediante el turismo”, expresó.

Cuando se abra el parque, se permitirá un acceso seguro y controlado para quienes quieran visitar el volcán y así se evitarán situaciones de emergencia e incidentes como los acontecidos en los últimos días con personas que ingresaron a zonas prohibidas del lugar.

La primera dama de la República, Claudia Dobles, fue una de las impulsoras de la reapertura de este parque. Ella visitó las comunidades aledañas al volcán y resaltó el gran potencial turístico de la zona.

Al parque nacional lo han chaneado para la reapertura. Foto: Presidencia
Al parque nacional lo han chaneado para la reapertura. Foto: Presidencia

“Esta es una gran noticia. Esta zona está llena de atractivos turísticos y el parque nacional viene a ampliar y fortalecer la oferta, así que esperamos ver un crecimiento económico en las comunidades cercanas. Invito a la población costarricense a visitar Turrialba a partir del 4 de diciembre y a disfrutar nuevamente de esta experiencia”, comentó Dobles.

Más bonito

Durante el cierre se han hecho remodelaciones, entre ellas destacan la mejora del portón de ingreso, la casetilla para la atención de visitantes y la reparación de servicios sanitarios.

Además, la construcción de barandas en la zona del mirador y siete áreas de protección, las cuales cubren el trayecto de ascenso desde la caseta de atención a visitantes hasta el mirador de cráteres y el sendero Chusquea. Hay otros trabajos en proceso.

En 2012, el volcán Turrialba incrementó su actividad, pasando de fumarolas a erupciones de vapor y gases de intensidad moderada, lo que causó el cierre de forma preventiva. A partir de 2016, la actividad volcánica disminuyó, por lo que en el 2018 el MINAE-SINAC inició coordinaciones con la CNE para establecer mejoras con el fin de una posible reapertura.