Shirley Sandí.18 septiembre, 2020

El próximo domingo 20 se setiembre la vía a Limón estará cerrada totalmente en el tramo que se extiende desde el peaje del Zurquí hasta 900 metros antes del cruce de Río Frío.

Anteriormente se habían colocado postes abatibles y se habían dañado. Fotografía José Cordero
Anteriormente se habían colocado postes abatibles y se habían dañado. Fotografía José Cordero

Lo anterior es parte de la etapa final de los trabajos en la vía y que permitirá colocar postes abatibles en 32 kilómetros de la ruta 32.

Las labores se realizarán entre las 7 a. m. y las 3 p. m., tiempo en el cual varios frentes de trabajo operarán de manera simultánea para concluir la colocación de los 2.400 postes durante esas 8 horas y no realizar más cierres de este tipo.

La ingeniera Alejandra Acosta Gómez, responsable del proyecto por parte de la Dirección General de Ingeniería de Tránsito, explicó que la buena condición del clima permitió un avance mayor del proyectado en los trabajos, que iniciaron con labores de predemarcación el pasado 31 de agosto, lo que permitirá ejecutar la etapa final este próximo domingo.

“El buen clima que ha prevalecido en la zona nos permitió colocar las bases para los postes en una semana, concluyendo estas labores el pasado sábado 12 de setiembre. Desde el cronograma inicial, se programó para un domingo la colocación de la totalidad de los postes, esto con el fin de causar la menor afectación posible a las personas que se desplazan por esta ruta, esta etapa final se ejecutará el 20 de setiembre”, Alejandra Acosta Gómez, ingeniera a cargo del proyecto.

La funcionaria confirmó que una vez colocados los 2.400 postes en sus respectivas bases, se dará apertura de la vía y comenzará su operación.

Menos accidentes

Los postes abatibles son dispositivos preventivos que tienen como fin salvar vidas, desestimulando que los conductores rayen y causen choques frontales. Además, por su reflectividad brindan una mejor visibilidad tanto en conducción nocturna como con neblina, una condición frecuente de la zona.

Estos dispositivos delimitarán las zonas de adelantamiento controlado, de forma alternada y segura para ambos sentidos de circulación.

La calidad de los dispositivos que se colocarán fue certificada por el Laboratorio E-TECH Testing Services Inc., domiciliado en Estados Unidos, entidad que ratificó que estos postes pueden soportar hasta 200 golpes a una velocidad promedio de 96 km/h por un vehículo tipo sedán, según las pruebas efectuadas.

La inversión en estos trabajos asciende a los ¢177 millones, recursos aportados por el Consejo de Seguridad Vial. Este monto incluye la adquisición de 480 postes adicionales para el mantenimiento correspondiente del proyecto.