Redacción .22 enero

Con la condición de que el país cumpla las medidas para sanear las finanzas públicas el Gobierno logró un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el préstamo de 1.750 millones de dólares.

“Las autoridades económicas de Costa Rica alcanzaron un acuerdo a nivel del equiipo técnico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para concretar un programa de apoyo financiero por tres años, en el marco de la facilidad de Servicio Ampliado del FMI, por un monto de aproximadamente 1.750 millones de dólares. El acuerdo está sujeto a la aprobación por parte de la Gerencia del FMI y de su Directorio Ejecutivo”, confirma el Gobierno.

Las conversaciones fueron encabezadas por Elian Villegas, Ministro de Hacienda, Pilar Garrido, Ministra de Planificación y coordinadora del equipo económico, y Rodrigo Cubero, Presidente del Banco Central, y por Manuela Goretti, jefa de misión para el FMI.

Goretti dijo que el programa acordado es progresivo y ayudará a reducir la desigualdad de ingresos.

Todavía no hay nada en firme porque falta que este acuerdo la apruebe la gerencia y el directorio del FMI y que en nuestro país lo apruebe la Asamblea Legislativa, de acuerdo a los que explica Goretti.

El Gobierno logró un primer acuerdo con el FMI para que nos presten 1.750 millones de dólares. Archivo.
El Gobierno logró un primer acuerdo con el FMI para que nos presten 1.750 millones de dólares. Archivo.

Las medidas en el marco del programa del Gobierno, respaldado por el FMI, se enfocan en garantizar la sostenibilidad fiscal, mantener la estabilidad monetaria y financiera, y promover el crecimiento económico inclusivo y sustentable, con la meta de alcanzar un superávit primario del 1% para el año 2023, que permitiría iniciar una reducción sostenida de la deuda total en el mediano y largo plazos.

Un superávit primario significa que los ingresos corrientes del Gobierno superan los gastos corrientes, sin tomar en cuenta el dinero que se va en pago de intereses de la deuda.

Otro objetivo importantísimo es que para el 2035 el país baje en 20 puntos porcentuales la deuda pública que va creciendo a golpe de tambor. En el 2020 el endeudamiento cerró en casi 70% del Producto Interno Bruto (PIB) y se espera que para 2021 pueda incluso subir al 80%.

El acuerdo va de la mano con la hoja de ruta de medidas estructurales trazada por el Gobierno desde el 2018 para estimular la productividad y el crecimiento potencial de la economía, reducir la desigualdad y mejorar las condiciones de vida de todos los costarricenses, dentro del compromiso firme del Gobierno con la descarbonización y la resiliencia al cambio climático.

Es, en ese sentido, un complemento importante a la agenda trazada como parte del proceso de acceso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), explican desde Casa Presidencial.

Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central (BCCR), dijo que el ajuste fiscal rondará el 5% del PIB, si se toma en cuenta que país cerró el 2020 con un déficit cercano al 4% de la producción y que la meta es alcanzar un superávit del 1% en el 2023. Este ajuste, añadió, se alcanzaría mediante medidas permanentes y temporales.

Según comunicó el FMI, el plan permitirá “reforzar la respuesta del país a la pandemia y sentar las bases para una recuperación económica sólida y duradera”.

El Ministro de Hacienda, Elian Villegas, indicó “Consciente del impacto de la pandemia, el Gobierno de Costa Rica inició el año pasado un proceso de ajuste fiscal que complementara los esfuerzos que se han venido haciendo desde mayo de 2018, entre ellos la profunda reforma fiscal de diciembre de 2018.

“Este proceso continuará, ahora con el apoyo financiero y técnico del FMI.  El Gobierno de Costa Rica ratifica su compromiso firme con la sostenibilidad fiscal, como camino necesario para que Costa Rica dinamice su economía y logre mejorar la condición de vida y el empleo para la mayoría de los costarricenses…”.

La Ministra de Planificación y coordinadora del equipo económico, Pilar Garrido, resaltó que “el acuerdo con el FMI también establece hitos en relación con  las  políticas macro estructurales consistentes con la agenda OCDE, las cuales buscan 3 objetivos crecimiento y empleo, inclusión y descarbonización”.

El Presidente del Banco Central y Gobernador por Costa Rica ante el FMI, Rodrigo Cubero, expresó su satisfacción por la conclusión del acuerdo a nivel del staff técnico del FMI.

“Se trata, indicó, de un hito histórico. Este acuerdo constituye un respaldo del FMI al marco de políticas macroeconómicas y estructurales de Costa Rica para el mediano plazo, y en ese sentido representa un sello de confianza y continuidad que le va a permitir a Costa Rica alcanzar mejores condiciones financieras y expectativas más favorables en los mercados, con implicaciones positivas para el crecimiento y el bienestar”, dijo Cubero.