Eduardo Vega.7 agosto

Que entre el jueves y viernes pasado murieran 18 personas por covid-19, siendo la cantidad más alta de fallecidos en 24 horas desde que el 19 de marzo se registró la primera muerte, significa que al país ya le urge utilizar la maquinaria pesada en esta guerra, el suero de caballo, que ya desarrolló el Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica (ICP-UCR), pero que la Caja no termina de probar en pacientes positivos.

Desde que el 25 de julio, fecha en que registramos por primera vez 10 muertos en 24 horas, no dejamos de contar fallecimientos por decenas cada tres días. En total sumamos 218 lamentables pérdidas.

Justo ese día, el director de la Caja, Román Macaya, anunciaba con bombos y platillos el gran logro del Clodomiro, advirtiendo que estábamos muy cerca de iniciar la prueba en pacientes con coronavirus.

Ya los caballos hicieron su parte, la Caja ahora debe, en la medida de lo posible, apurar el paso. Cortesía.
Ya los caballos hicieron su parte, la Caja ahora debe, en la medida de lo posible, apurar el paso. Cortesía.

“Pronto estaremos ingresando a la etapa clínica que ya es evaluar este medicamento en pacientes de verdad, en hospitales de la Caja. Esto es histórico. Vamos a pasar del primer paciente diagnosticado con covid-19, el 6 marzo, al primer paciente tratado por una terapia desarrollada y producida en Costa Rica en tal solo cinco meses”, comentó muy alegre el doctor Macaya.

Todavía no

Este 7 de agosto le hicimos la consulta a la Caja y todavía no ha iniciado la evaluación del suero de caballos en pacientes. En la guerra contra el covid-19 cada día es esencial, porque en las últimas 24 horas falleció una persona con coronavirus cada hora y media.

Ya urge pelear la guerra con todas las armas a mano, además, porque de acuerdo a lo que confirmó el ministro de Salud, Daniel Salas, este 7 de agosto, tenemos 373 personas hospitalizadas y 89 de ellas están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), con edades entre los 24 y los 87 años.

“Los resultados demuestran claramente que los caballos produjeron una gran cantidad de anticuerpos que bloquean la entrada del virus en las células humanas, lo que indica que el medicamento puede ser muy eficiente y que la cantidad que se va a requerir para tratar a los pacientes sería relativamente baja”, explicó el doctor Alberto Alape, investigador del ICP-UCR, microbiólogo y químico clínico.

La mejor arma

El 28 de julio las autoridades de Salud reconocieron que el estudio clínico que hará la Caja definirá, de manera definitiva, si las formulaciones serán eficaces para el tratamiento de los pacientes con covid- 19.

Mil dosis de suero de caballo, que ya están listas, todavía esperan ser aplicadas en humanos. Cortesía.
Mil dosis de suero de caballo, que ya están listas, todavía esperan ser aplicadas en humanos. Cortesía.

“Específicamente, se evaluará la capacidad del tratamiento para ayudar a los pacientes a eliminar el virus de los tejidos, mediante una prueba que se realizará en el Instituto Costarricense de Investigación y enseñanza en nutrición y salud (Inciensa) del Ministerio de Salud.

“También, se evaluará la respuesta de las células del sistema inmunológico en los pacientes que reciben el tratamiento mediante pruebas especializadas que se realizarán en la Facultad de Microbiología de la UCR”, declaró Alape.

Es la mejor arma porque también se está luchando por producir suero a partir de plasma humano, pero, para lograr 50 dosis que se le aplicarían a pacientes contagiados, se ocupa que 25 personas, que ya tuvieron Covid-19 y se recuperaron, donen al menos un litro de plasma, en cambio, para lograr 100 dosis (de 10 mililitros cada una) de suero equino solo se ocupa un caballo.

“Los resultados demuestran claramente que los caballos produjeron una gran cantidad de anticuerpos que bloquean la entrada del virus”, Alberto Alape, UCR.

Lo último que dijeron las autoridades de Salud es que un grupo de profesionales de la Caja y de la escuela de Medicina de la UCR está preparando el protocolo que se utilizará para el uso clínico del nuevo suero.

“Dicho protocolo será presentado para su evaluación y eventual aprobación al Comité Ético Científico central de la Caja. Una vez que el protocolo esté aprobado por las partes ya se podría poner en práctica”.