Bienestar

Comunicación en pareja

No siempre se tiene que estar de acuerdo, pero cuando hay diferencias con la pareja, se puede optar por la negociación

EscucharEscuchar

La acción de negociar no se limita a ambientes laborales. Diariamente se negocia con los hijos, con papá y mamá, con los amigos y ... ¡con la pareja! Se trata de una herramienta de comunicación, y esta es el pilar fundamental en cualquier relación. En el caso de las parejas, juega un papel aún más crucial.

“Una comunicación efectiva y asertiva es esencial para construir una conexión sólida, fortalecer la confianza y resolver conflictos de manera saludable. Sin embargo, en la práctica, la comunicación en pareja puede ser un desafío, ya que cada individuo tiene su propio estilo de comunicación y sus expectativas”, advierte la especialista en parejas Emilia Malavassi.

Perfil setiembre

Estilos de comunicación en pareja

La psicóloga explica que en las relaciones de pareja, es común identificar cuatro estilos de comunicación principales. Cada uno de estos estilos tiene un impacto significativo en la dinámica y el bienestar de la relación.

Comunicación pasiva. Las personas con este estilo tienden a evitar conflictos y expresar sus necesidades y opiniones. Temen ser rechazadas o herir los sentimien- tos de su pareja, lo que puede conducir a resentimientos acumulados y una comu- nicación poco saludable.

Comunicación agresiva. Se caracteriza por expresar opiniones y deseos de manera dominante, sin considerar los sentimientos o necesidades del otro. Este estilo puede crear un ambiente hostil y dañar la confianza en la relación.

Comunicación pasivo-agresiva. La persona expresa sus sentimientos negativos de manera indirecta, evitando confrontaciones directas, pero mostrando su disgusto a través de sarcasmo, indirectas o comportamientos “pasivos”.

Comunicación asertiva. El estilo más deseable para una comunicación saludable. Implica expresar pensamientos, deseos y sentimientos de manera clara, honesta y respetuosa. Permite establecer límites adecuados sin violar los derechos de la otra persona.

“Es el estilo que todos deberíamos buscar, ya que promueve una interacción clara, honesta y respetuosa. Además, trae grandes beneficios tanto para nuestras relaciones como para nosotros mismos. Entre los beneficios, destacan el crear una mayor intimidad emocional, fortalecer el vínculo en la pareja y crear un ambiente de apoyo, entre otros”, señaló Malavassi.

Habilidad para negociar

La negociación en la pareja implica la capacidad de llegar a acuerdos beneficiosos para ambos, resolver diferencias y trabajar juntos para encontrar soluciones. A continuación, Emilia expone algunas habilidades de comunicación asertiva como recomendación para facilitar la negociación efectiva.

Escucha activa. Prestar atención a lo que la otra persona está diciendo sin interrumpir y demostrando interés genuino en comprender su perspectiva.

Expresar sentimientos con claridad. Comunicar las emociones de manera abierta y honesta, utilizando “yo” en lugar de “tú” para evitar la culpa o el señalamiento.

Evitar la crítica. En lugar de criticar a la pareja, es mejor enfocarse en el comportamiento específico que le molesta y explorar cómo se pueden hacer cambios para mejorar la situación.

Respetar los puntos de vista. Reconocer que ambos pueden tener opiniones diferentes y que es necesario estar de acuerdo siempre. Apreciar las diferencias y aprender a encontrar puntos en común.

Buscar soluciones conjuntas. Abordar los desacuerdos como un equipo y buscar compromisos que satisfagan las necesidades de ambos. Evitar enfoques ganar-perder y buscar un equilibrio donde ambas partes sean escuchadas y respetadas.

Regular las emociones. Aprender a manejar las emociones intensas durante una discusión y tomarse un tiempo para enfriar la cabeza si es necesario. La comunicación en medio del enojo o la frustración puede empeorar la situación.

Validar los sentimientos del otro. Mostrar empatía y comprensión hacia los sentimien- tos de la pareja, incluso si no se está de acuerdo. La validación ayuda a construir un ambiente de apertura y compasión en la relación.

“La comunicación asertiva es un arte que puede aprenderse en la medida que tenemos la información y la guía adecuada. El arte de comunicarse y negociar con la pareja es esencial para mantener una relación sólida y saludable. Adoptar una comunicación asertiva y practicar habilidades de negociación efectivas puede fortalecer la conexión emocional, fomentar la comprensión mutua y ayudar a superar los desafíos que toda pareja enfrenta en el camino del amor y la convivencia”, reflexiona la especialista de Creciendo en pareja.

Por otro lado, una mala comunicación puede tener efectos negativos devastadores, generando resentimiento, conflictos y falta de confianza.

“Si una pareja está teniendo dificultades, podrían buscar a un terapeuta de pareja para abordar esos desafíos más profundos y aprender estrategias para una comunicación efectiva. La comunicación es la base de toda relación exitosa, y cuando se aborda con amor, respeto y empatía, puede transformar la vida en pareja en una experiencia enriquecedora y satisfactoria”, concluye.

Fuente: MPsc. Emilia Malavassi, Psicóloga, Especialista en Pareja, Instagram @emiliacreciendoenpareja, Facebook @Emilia Malavassi – Creciendo en Pareja, Whatsapp (506)4070-1200 www.creciendoenpareja.com

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.