Sucesos

112 años de cárcel por obligar a indigente a meter droga y celus a cárceles

Casos ocurrieron entre el 15 y el 24 de agosto del 2019

Dos hombres y dos mujeres fueron condenados por el Tribunal Penal del I Circuito Judicial de San José a 112 años de cárcel, en total, por obligar a un indigente a meter celulares y droga en sus partes íntimas para después introducirlos a cárceles.

Los sentenciados, de apellidos Quirós Corrales, López Padilla y una pareja de hermanos Madrigal Quirós, fueron acusados por la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (FACTRA) de los delitos de trata de personas con fines de servicios forzados y violación agravada.

La pena fue dada a conocer este miércoles 3 de febrero por la Fiscalía, aunque fue dictada el viernes pasado.

A Quirós Corrales le recetaron cuatro años de prisión por el delito de trata de personas, mientras que a los hermanos y a López les dictaron 36 años a cada uno.

“La Fiscalía acusó a estas personas por hechos ocasionados en perjuicio de un hombre y una mujer, sin embargo, el Tribunal solo los condenó por lo ocurrido en relación con el primero. Por esta razón, el Ministerio Público esperará la sentencia integral para analizarla y valorar si apela o no, lo correspondiente a las conductas en perjuicio de la ofendida”, indicó la Fiscalía.

Según la acusación fiscal, los hechos ocurrieron entre el 15 y el 24 de agosto del 2019, cuando los sentenciados tenían un grupo que se dedicaba a buscar personas mayores de edad con necesidades, indigentes con adicciones o sin apoyo familiar ni trabajo.

La Fiscalía probó que los acusados engañaron al ofendido, haciéndole creer que le darían trabajo, por lo que él llegó a la casa de ellos, en San José.

“El Ministerio Público acreditó que, en ese lugar, mantuvieron a la víctima privada de libertad y, bajo el uso de violencia, coacción y amenaza, la obligaban a introducirse celulares y droga por sus partes íntimas, lo que constituyó el delito de violación”, informó la Fiscalía.

Los “recetados” trasladaron al afectado hasta el centro penitenciario Jorge Arturo Montero, más conocido como La Reforma, donde lo obligaban a meter esos objetos a varios privados de libertad.

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.