Adrían Galeano Calvo.11 febrero
La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Heredia. Foto Archivo.
La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Heredia. Foto Archivo.

Un hombre de apellidos García Romero y 51 años recibió un castigo merecido por abusar sexualmente de la hija menor de edad de su empleada doméstica. Le recetaron 12 años de prisión.

Según informaron las autoridades, el hombre le daba confites a la chiquita para ganarse su confianza y atacar.

La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Heredia la tarde del miércoles 10, pero fue dada a conocer este jueves.

La Fiscalía Adjunta de Heredia informó que los hechos que dieron pie a la sentencia ocurrieron a mediados del 2015.

“Según la evidencia, la mamá de la niña trabajaba como empleada doméstica en la casa de García, en San Francisco de Heredia. La Fiscalía acreditó que, en ocasiones, la ofendida acompañaba a su madre al trabajo, por lo que el imputado aprovechó para ganarse su confianza”.

Según la acusación, al momento de los hechos la chiquita tenía entre seis y siete años. Cuando estaba en su casa, “García se le acercaba y le regalaba un dulce, luego le tomaba la mano y la ponía sobre sus genitales”.

La pequeña le contó a su mamá lo que estaba pasando y la señora denunció.