Rocío Sandí.18 junio

A Joseph Ruiz Jiménez lo llamaron por teléfono el domingo en la noche y lo citaron al frente de una licorera en Rincón Grande de Pavas. Él acudió en carro al llamado y hasta se llevó a la novia, la modelo Angie Tenorio Villalta, porque no sospechó nada malo.

Angie amaba ser modelo, disfrutaba mucho su trabajo. Foto: Grupo Nación.
Angie amaba ser modelo, disfrutaba mucho su trabajo. Foto: Grupo Nación.

Así lo contó un familiar de la mujer asesinada, quien asegura estar devastado por la tragedia.

La pareja se estacionó en el sitio acordado, pero a las 9:20 de la noche recibieron una emboscada. Varios hombres encapuchados llegaron en un vehículo, se bajaron y les empezaron a disparar sin piedad.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que dentro del carro en el que estaban Ruiz y Tenorio estaban otros dos hombres. Los cuatro fueron alcanzados por las balas.

La pareja y uno de los hombres que estaban con ellos fueron llevados en carros particulares a la estación de bomberos de Pavas, pero Joseph y Angie ya habían muerto. El otro sujeto fue enviado de emergencia al Hospital San Juan de Dios; el cuarto herido fue llevado directamente a ese centro médico también con heridas graves.

Los agentes judiciales están investigando el caso para dar con los responsables del doble homicidio.

La mujer había llevado a su mamá a comer el sábado para celebrarle el cumple. Foto: Tomada de Facebook.
La mujer había llevado a su mamá a comer el sábado para celebrarle el cumple. Foto: Tomada de Facebook.

El pariente asegura que la modelo tenía un carisma muy especial y se entregaba por su familia, sobre todo por la mamá y los dos hijos, quienes vivían con ella.

“Era muy humilde y eso la hizo ganarse el cariño de mucha gente, si tenía que quitarse el pan de la boca para dárselo a alguien lo hacía y bueno tuvo que llegar alguien a hacer la maldad porque ella a nadie le debía nada y le arrebataron la vida injustamente”, aseguró el allegado.

“Ella no tenía problemas con nadie, pero se sabía que ese muchacho (Joseph) si tenía problemas, al menos creemos eso y diay, el infortunio de que ese día llamaron al muchacho por teléfono y ellos bajaron ahí donde paso el atentado.

“Estamos devastados, queremos justicia porque ella no le hacia daño a nadie, fue pura maldad lo que le hicieron a ella”, aseguró el familiar de la víctima.

Las autoridades no descartan que el suceso se deba a un ajuste de cuentas, ya que Ruiz tenía antecedentes por robo agravado, portación ilegal de armas y tráfico de drogas. Hasta el momento no hay sospechosos detenidos por este caso.