Adrían Galeano Calvo.13 enero
El sujeto además se le puso tonto a los policías. Foto MSP
El sujeto además se le puso tonto a los policías. Foto MSP

El rezo del Niño que una familia tibaseña tenía preparado se echó a perder por culpa de un hombre de apellido Méndez que llegó a volarle plomazos a la casa de la exsuegra porque ahí estaba su expareja.

El aterrador hecho ocurrió pasadas las 5 de la tarde de este sábado en calle Los Lobos en Bajo Piuses de Cinco Esquinas de Tibás, San José.

De acuerdo a la Fuerza Pública, todo ocurrió cuando Méndez llegó a la casa y empezó a amenazar a todos los asistentes al rezo.

Méndez sacó una pistola y disparó en al menos cinco ocasiones contra la vivienda, varios de los balazos pegaron en una pared y en la refrigeradora de la señora.

Luego de los balazos, el sospechoso salió corriendo y se montó en un carro, con el cual salió quemando llantas en dirección hacia la León XIII.

Los oficiales localizaron a Méndez gracias a que dejó su carro parqueado afuera de una casa. Foto MSP
Los oficiales localizaron a Méndez gracias a que dejó su carro parqueado afuera de una casa. Foto MSP

Larson Alemán, subdirector de la Fuerza Pública de San José, dijo que después de recibir la alerta hicieron un rastreo en la zona y hallaron la nave del sospechoso parqueado afuera de una casa en calle El Martillo en León XIII.

Méndez se dio cuenta de que tenía a la policía encima, por lo que salió corriendo y se metió a una casa que estaba con la puerta abierta. Cuando intentó escapar por la puerta trasera fue agarrado por los uniformados.

“A unos trescientos metros (del carro) se logró la aprehensión del sospechoso, luego de que forcejeó. Este sujeto ya tenía una denuncia por agresión a la mujer, pero la misma no la había querido hacer extensiva por temor”, explicó Alemán.

Finalmente, el pistolero fue llevado a la Fiscalía para que se le abriera una causa por los delitos de tentativa de homicidio, accionamiento de arma de fuego y resistencia agravada contra los policías.