Sucesos

Acusado de matar a gato salió del condominio tapándose la cabeza con una capucha

Supuestamente el acusado actuó contra el animal por rencillas contra su novia

Escuchar este artículo

Lindsay Martínez Paniagua es la primera testigo en el juicio que se lleva contra un estudiante universitario de apellidos Saborío Soto, acusado de lanzar a un gato desde un sexto piso, cuya caída le provocó la muerte.

Martínez, fue la investigadora judicial del caso de maltrato animal; sin embargo en la actualidad es una fiscal en Puntarenas.

Contó que la noche el viernes 31 de julio del 2020 le llegó a su celular el video en el que lanzaban al gato, en ese momento pidió autorización de sus jefes para investigar por oficio y esta inició el 1 de agosto del 2020.

Ese día Martínez llegó al condominio Abitu en Curridabat donde lanzaron al gato y con la primera que conversó fue con la recepcionista Claudia Soto, quien le dijo que el responsable era uno de los inquilinos y que hacía pocos minutos se había ido.

Detalló que Saborío ya no estaba y en apariencia lo llegó a ayudar su novia de nombre María José Vargas, ya que los vecinos no aceptaban el actuar de Saborío, de quien se quejaban por fiestas, drogas y licor.

“Era un inquilino, que incluso minutos antes se había retirado del sitio con una capucha en la cara por las escaleras de emergencia, con su novia María José Vargas, ella había ingresado y lo había ayudado a salir, porque los vecinos reprochaban el actuar”, señaló la testigo en el debate.

Usaron celular para mandar video

Ella explicó que el video fue grabado el 19 de noviembre del 2019, sin embargo hasta meses después fue que trascendió.

Se lo hicieron llegar al administrador del sitio de Facebook ‘Costa Rica La Finca’, por medio de un mensaje el 30 de julio del 2020.

En el mensaje le indicaban que en apariencia Saborío Soto actuó de esa manera contra el gato por supuestas rencillas con la novia.

La agente judicial señaló que investigaron el número de teléfono del que enviaron el video, sin embargo concluyeron que ese celular solo lo usaron para enviar el video, porque no tenía rastreo de llamadas ni abonado.

Sostuvo que los vecinos de Saborío determinaron que se trataba del gato de Saborío porque en redes sociales salía en fotos junto a su novia y el gato, incluso ella posteaba fotos con ‘Machito’ con la leyenda: ‘I am a cat mom’, es decir: ‘Soy una mamá gatuna’.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.