Adrían Galeano Calvo.21 diciembre, 2020
Los más beneficiados fueron los escolares de Limón. Foto cortesía Ministerio Público (fotografía tomada antes de la pandemia).
Los más beneficiados fueron los escolares de Limón. Foto cortesía Ministerio Público (fotografía tomada antes de la pandemia).

Para no enfrentar juicios por delitos como conducción temeraria, portación ilegal de arma permitida, resistencia a la autoridad y receptación (tener un objeto robado), 88 personas llegaron a un acuerdo con la Fiscalía de Limón para llevarle donaciones a estudiantes, viejitos y policías.

Así lo dio dio a conocer el Ministerio Público, el cual detalló que esto se logró gracias a la medida alterna de Suspensión del Proceso a Prueba, en la cual el acusado se compromete a cumplir un plan de reparación por el delito cometido.

“Lo que hicimos en el 2020 fue pactar acuerdos en 88 procesos penales, cuyos planes de reparación consistieron en donaciones para poblaciones estudiantiles con necesidades urgentes, en distintas zonas de Limón, algunas de estas indígenas”, explicó, Manuel Jiménez Steller, fiscal adjunto de Limón.

Por medio de estos acuerdos, en lo que va del 2020, la Fiscalía logró recaudar donaciones de artículos escolares, de higiene personal y para evitar la transmisión del covi-19, equivalentes a ¢9,7 millones, que fueron entregados a estudiantes de 19 escuelas de Limón y Valle de la Estrella, un hogar de ancianos y en las delegaciones del Ministerio de Seguridad Pública de Limón.

En las escuelitas se entregaron uniformes completos, salveques, impresoras y otros artículos escolares, mientras que a los viejitos les llevaron pañales, guantes de latex, cremas, talco, jabón de baño, caretas plásticas, mascarillas KN95, mascarillas desechables, alcohol en gel y alcohol líquido.