Sucesos

Afectada por inundaciones: “No hay decisión más difícil que tener que dejar tu casa y lo poquito que tenías”

Niñera y pequeña de 8 años fueron rescatadas por los vecinos.

Escuchar este artículo

Doña Melissa Pérez tiene 28 años de vivir en la misma casita en calle La Fusilera, en San Juan de Dios de Desamparados, su mirada se llena de tristeza cuando reconoce que tiene que dejar su hogar para proteger la vida de sus hijos, su esposo y la de ella.

Ella y su esposo observan con mucho dolor como el agua destruyó todo lo que tenían en cuestión de minutos.

“Yo trabajo en una panadería y mi esposo es chofer, no estábamos cuando la cabeza de agua bajó el viernes pasado, a los dos nos llamaron para avisarnos. Mi hija de ocho años estaba con la muchacha que los cuida y fue todo tan rápido que los vecinos las tuvieron que salvar, porque si no se me ahogan las dos, ellas estaban atrapadas en esa cantidad de agua”, relató.

La casa de doña Melissa queda a unos 75 metros del río Cañas, que se desbordó por una cabeza de agua que bajó desde las montañas de Aserrí y no solo tomó todo lo que encontró a su paso sino que trajo barro y -sobre todo- dejó gran destrucción en Alajuelita, Desamparados y Aserrí.

“Aquí no quedó nada que sirva, todo se destruyó, como dicen quedamos con lo que andamos puesto. Todas las casas vecinas están igual, fue una gran destrucción. La gente oye que hubo inundaciones en esta comunidad y se sorprende, pero la gente que viene a vernos y nos trae alguna ayuda no puede creer lo que nos pasó, la magnitud real de la situación”, dijo Pérez.

La pareja -por el momento- se está quedando a dormir en un cuarto que les prestaron en el trabajito de su esposo y los niños de 8 años y 8 meses se están quedando con la abuelita materna, porque no caben todos en la misma casita.

“No hay decisión más difícil que tener que dejar tu casa y lo poquito que tenías. Nos duele mucho pero no podemos seguir aquí porque si pasa otra emergencia como la que ocurrió, la situación puede terminar en tragedia”, dijo Pérez.

Ella recordó que hace 15 años la comunidad también sufrió una emergencia por las inundaciones, sin embargo, fue mucho menor.

“No sabemos qué hacer, ni dónde nos vamos a acomodar, ya el IMAS nos citó. Vamos a ver qué nos dicen”, dijo Pérez. 25 al este y 100 sur. Si desea hacer alguna donación la encargad es doña

Las ayudas para los afectados en La Fusilera se están recogiendo en el centro de acopio ubicado de la Cruz Roja de San Juan de Dios 25 al este y 100 sur. Si desea hacer alguna donación la encargada es doña Guiselle Ramírez (teléfono 8829-2879), ellos necesitan ropa de hombre y zapatos, y también comida ya que todos los días les preparan a las casi 200 personas afectadas, porque ellos no tienen posibilidad de cocinar por los daños en las viviendas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.